La empresa municipal Aguas de Cádiz vuelve a advertir de que es totalmente ajena a una campaña de promoción y comercialización de un equipo doméstico para depurar el agua del grifo que está realizando una empresa privada en la ciudad de Cádiz.


Como ha ocurrido en ocasiones anteriores, vecinos de la ciudad se han puesto en contacto con Aguas de Cádiz en estos últimos días para informar de que han recibido la visita de personas que piden tomar muestras del agua del grifo para hacer analíticas y que tras poner en duda la calidad de la misma, les advierte sobre los peligros que tiene para la salud y les anima a comprar un aparato de descalcificación y ósmosis por un valor que ronda los 2.000 euros.


Aguas de Cádiz ya alertó sobre esta práctica hace unos meses y vuelve a aclarar que esta campaña es totalmente ajena al servicio municipal de agua y que no está realizada por personal de esta empresa. Si algún ciudadano tiene alguna duda o desea cualquier información al respecto puede llamar a los números de teléfono: 956 071 200 y 956 071 212.


Además, Aguas de Cádiz garantiza que el agua suministrada a través de la red pública de abastecimiento de la ciudad cumple con todos los requisitos necesarios exigidos por la Ley de Potabilidad y es revisada regularmente gracias a los continuos controles de calidad sin que sea necesario, de ninguna manera, el uso de ningún aparato adicional para mejorar su calidad.


Por otra parte, Aguas de Cádiz informa de que, de forma periódica y tal y como establece el Real Decreto 140/2003 de 7 de febrero, la Delegación de Salud del Ayuntamiento de Cádiz y la propia empresa de agua llevan a cabo la Campaña Grifo del Consumidor por el que se toman muestras de agua en viviendas particulares, locales comerciales, centros de salud, centros educativos, centros de mayores, etc., para el control de la calidad del agua.
Esta visita oficial se anuncia vía telefónica por personal de la empresa municipal, los técnicos están perfectamente identificados y las muestras se mandan a analizar al laboratorio. También existe la opción de que cualquier usuario solicite una inspección en su domicilio para conocer el estado de su agua y que se les envíe los resultados a sus casas.


Aguas de Cádiz recuerda que la calidad del agua suministrada a los ciudadanos de Cádiz se adecua a las exigencias de la legislación europea, estatal y autonómica, constatada por medio de los resultados analíticos obtenidos del control sistemático realizado en la red de distribución que son validados por la autoridad sanitaria y están a disposición pública en la web de Aguas de Cádiz, en el enlace www.aguasdecadiz.es/calidad-del-agua/.

Además, el agua de la que se abastecen los ciudadanos de Cádiz es de muy alta calidad. Suministrada por el Consorcio de Abastecimiento de la Zona Gaditana, proviene del embalse de Los Hurones de puntos alejados de cualquier núcleo urbano que genere residuos, y posteriormente, se traslada a la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de El Montañés, en donde se potabiliza y se distribuye a las distintas poblaciones que forman parte del Consorcio.


Por último, Aguas de Cádiz recuerda que los equipos de medición y control instalados en las redes de distribución de agua potable posibilitan la medición continua de caudales, presiones y consumos en los puntos significativos de la red de distribución, permitiendo conocer en tiempo real el funcionamiento de las citadas infraestructuras y su coordinación ante cualquier incidencia.

La empresa municipal Aguas de Cádiz continua con su política de sustituir de manera sistemática las tuberías de fibrocemento en aquellas obras de renovación urbana de calles y plazas que se realicen en la ciudad. Así, desde que se iniciara el plan para sustituir estas conducciones, Aguas de Cádiz ha eliminado hasta la fecha, y con fondos propios 5,19 kilómetros de tuberías de fibrocemento de la red de abastecimiento de agua potable y las ha sustituido por otras de material de fundición dúctil, hierro aleado con grafito.
Esto supone que, desde 2017, la longitud de la red de fibrocemento se ha reducido en un 10,98 %. Actualmente, la longitud de la red de distribución en baja de agua potable que gestiona Aguas de Cádiz es de 182, 36 kilómetros. De ellos, según los datos actualizados en el sistema de información geográfica de la empresa, aproximadamente 42,45 kilómetros son de fibrocemento lo que representa el 23,28% de la red, un porcentaje por debajo de la media nacional.
Los datos aportados en el informe presentado en último Consejo de Administración de la empresa señalaban que hasta febrero del año pasado se habían eliminado ya 3,6 kilómetros, de febrero a septiembre, 4,6 kilómetros y de septiembre hasta el pasado mes de febrero se alcanzaron los 5,16 kilómetros sustituidos.
Cabe recordar que actualmente no existe legislación o planificación nacional ni internacional que obligue a la retirada inmediata el fibrocemento de las conducciones de la red de abastecimiento de agua potable por lo que pueden mantenerse hasta el final de su vida útil.
Este plan de eliminación de amianto puesto en marcha por Aguas de Cádiz, contemplado en su Plan Director de Infraestructuras, se está sufragando con fondos propios de la empresa y da respuesta al acuerdo que aprobó por unanimidad el Pleno del Ayuntamiento de Cádiz en mayo de 2016. Este acuerdo plenario recogía la elaboración de un plan de sustitución de las conducciones de fibrocemento y la eliminación de manera sistemática de estas tuberías. Desde entonces, Aguas de Cádiz ha ido ejecutando sustituciones en las obras que se han ido realizando en la ciudad desde entonces tanto en diferentes calles del casco antiguo -Veedor, Santo Domingo, Manzanares y Desamparados- como en extramuros, más concretamente en el Paseo Marítimo, en donde se han aprovechado las obras de construcción del carril bici para cambiar las conducciones. Actuar de esta forma coordinada ha supuesto para la empresa y, por lo tanto, para todos los ciudadanos, un ahorro considerable en la inversión a la vez que se evita duplicar molestias a los vecinos por la ejecución de las obras.
Según el plan elaborado por Aguas de Cádiz, la eliminación total de estas conducciones tendría que contar con un presupuesto de más de 16 millones de euros para lo que necesitará contar con ayuda económica de los fondos estructurales europeos. Como quiera que estos fondos no están disponibles por el momento, Aguas de Cádiz continuará con la eliminación paulatina de estas tuberías con fondos propios en la medida de sus posibilidades económicas.
Atendiendo al Real Decreto 902/2018 por el que se establecen los Criterios Sanitarios de la Calidad del Agua de Consumo Humano y al Decreto 70/2009 por el que se aprueba el Reglamento de Vigilancia Sanitaria y Calidad del Agua de Consumo Humano de Andalucía, no existe ningún criterio sanitario respecto a las fibras de amianto que debe cumplir las aguas de consumo humano. Aun así, el Comité Económico y Social Europeo recomienda como plazo para erradicar este tipo de tuberías finales de 2032.

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la empresa pública Aguas de Cádiz, ha concedido un total de 2.463 solicitudes del Procedimiento para la Garantía del Derecho Humano al Agua, Suministro Mínimo Vital y Fondo Social Solidario desde que se puso en marcha este programa de ayudas a personas en riesgo de exclusión social que no pueden hacer frente al pago de los recibos del agua.

Precisamente, hoy 28 de julio, se cumple una década de la aprobación de la resolución 64/292 de la Asamblea General, en la que se reconocen los derechos humanos al agua y el saneamiento. Para la presidenta de Aguas de Cádiz y concejala del Ayuntamiento de Cádiz, Ana Fernández, “siempre hemos tenido claro que el Derecho Humano al agua potable y al saneamiento es un factor esencial para la vida y por eso decidimos poner a disposición de los gaditanos y gaditanas lo que ya todos conocemos como el Suministro Mínimo Vital: un mecanismo sencillo y justo para responder a ese derecho básico para la vida”.

Se trata de garantizar un mínimo vital de 100 litros de agua por persona y día, siguiendo las recomendaciones hechas por la propia Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y el Defensor del Pueblo Andaluz, con el fin de evitar el ‘desahucio hídrico’ de las personas y sectores vulnerables, así como la prohibición de realizar cortes de suministro. Como recuerda Ana Fernández, “Cádiz es pionera en una medida que ayuda a una familia vulnerable económicamente a que, una vez aprobada su solicitud por los servicios sociales, pueda tener esta necesidad vital cubierta sin tener que acudir periódicamente a las dependencias de los Servicios Sociales”.

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la empresa pública Aguas de Cádiz, inició el programa en octubre de 2017 y en los tres meses de ese año se concedieron 151 solicitudes. Durante el año siguiente, en 2018, el número de solicitudes aprobadas fue de 758, en 2019 el número de solicitudes concedidas alcanza la cifra de 927 mientras que, en lo que llevamos de año 2020 las solicitudes concedidas han sido 627.

En cuanto a las facturas subvencionadas hasta el momento, el número asciende a 10.728 a fecha 30 de junio. Esto supone que Aguas de Cádiz ha aportado una cuantía total de 456.327 € a los que hay que sumar la cuantía de 184.055 € del propio Ayuntamiento en concepto de tasas de gestión de residuos. En total, la cuantía destinada a asegurar el pago de la factura de agua a estas familias asciende a 640.382 € desde que se inició el procedimiento.

Cabe recordar que se trata de un procedimiento único que mejora el sistema cualitativa y cuantitativamente ya que se subvenciona el pago de los conceptos bonificables de la factura durante un período inicial de doce meses revisable a los seis a partir de la fecha de aprobación de la ayuda solicitada.

El programa corre a cargo al fondo Social Solidario de Aguas de Cádiz y las personas o familias empadronadas en Cádiz que se encuentren en situación de exclusión social pueden acudir a Aguas de Cádiz, a la Delegación de Asuntos Sociales de la Calle Zaragoza y a los Centros de Servicios Sociales de La Laguna y de la Barriada de La Paz para pedir información y solicitar la valoración previa necesaria para acogerse a este programa.
Por otra parte, Aguas de Cádiz continúa con las alternativas previstas para el abono de las facturas y siguen vigentes otras medidas para paliar los problemas transitorios económicos como los aplazamientos, los fraccionamientos y lo planes de pago personalizados. Estas ayudas se gestionan en las oficinas de Aguas de Cádiz.

Aguas de Cádiz va a iniciar las acciones legales necesarias para exigir responsabilidades y la reparación de daños a los distintos responsables que intervinieron en el proyecto y en la ejecución de las obras de los aliviaderos de pluviales de Cádiz, ante el deterioro que presentan los emisarios de aguas de Santa María del Mar y de La Paz-Puntales.
Estas obras fueron proyectadas y ejecutadas de acuerdo con el Convenio Marco para la Ejecución de Obras de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales en la Ciudad de Cádiz suscrito entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Cádiz por el que la Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia Andaluza del Agua, proyectó tres aliviaderos de aguas pluviales en La Paz-Puntales, Cortadura y Santa María del Mar, que vierten mar adentro mediante emisarios submarinos para evitar los desagües directos en los paseos marítimos. El proyecto, que contó con la aprobación de la Demarcación de Costas, se adjudicó en 2006 por un importe de 6.671.762 € a través de la Empresa de Gestión Medioambiental, S.A. (EGMASA) y las obras comenzaron en 2007 y se dieron por terminadas en 2011.
Sin embargo, ya durante la ejecución de las obras hubo que subsanar defectos de construcción por parte de la Junta de Andalucía. En 2009, el colector que discurre paralelo con la ribera del mar por la playa Santa María del Mar quedó al descubierto por efectos de las mareas provocando la rotura del paseo marítimo que se proyectó para la protección de la conducción. Durante la obra, por tanto, se decidió modificar la protección colocando bloques de hormigón, aunque solo se hizo en parte del ramal afectado y, al no alcanzar el sustrato rocoso, no se garantizó la protección frente a la regresión de la playa.
Los deterioros siguieron y se produjeron nuevos y mayores daños tanto en 2014 como en 2016 y en 2018 ya que los temporales destruyen la protección y dejan al descubierto el colector de pluviales. Este último invierno se ha observado que continúa la regresión del perfil de playa y de la pérdida de arena con lo que ha aumentado el deterioro de las obras con desprendimientos de los bloques de hormigón. Esto tiene como consecuencia la presencia de oquedades que ponen en peligro la estabilidad superior de los bloques además de que, en gran parte del trazado, el tubo está al descubierto en más de la mitad de su diámetro.
Este hecho, con independencia del grave riesgo de colapso y rotura del propio emisario con los daños que pudieran ocasionar en el medio, también supone un riesgo para los usuarios de la playa de Santa María del Mar por lo que se puso en conocimiento del Ayuntamiento y se decidió señalizar y acotar la zona comprendida entre la escalera de caracol situada frente a la Plaza Asdrúbal hasta el final de los bloques a la altura de la calle Guillermo J. Chaminade para evitar el tránsito de personas ante un posible desplome de los bloques.
Por otra parte, y en paralelo, el emisario submarino de La Paz-Puntales también ha sufrido desperfectos, y ya en 2016 se constata que presenta una rotura, encontrándose los dos tramos del tubo rotos, desalineados y a distinta altura.
Aguas de Cádiz ha venido instando en repetidas ocasiones por escrito a la Junta de Andalucía a que ejecute trabajos de reparación en los emisarios de Santa María y de La Paz-Puntales, al considerar que los daños que presentan están motivados por una defectuosa proyección o ejecución de los trabajos de los aliviaderos de pluviales
Ante la falta de respuesta, el Consejo de Administración de Aguas de Cádiz ha aprobado en su reunión del pasado 15 de julio ejercitar las acciones legales oportunas contra todos los agentes que participaron en el proyecto y ejecución de las obras de los aliviaderos de pluviales
Mientras tanto, la empresa municipal de agua ha concluido estos días las obras que ha tenido que realizar con carácter de urgencia en los bloques de Santa María del Mar para reducir el riesgo de desprendimiento. Las obras de emergencia han consistido en la recolocación de los bloques que se habían desprendido y que dejaban al descubierto el colector de pluviales.

Aguas de Cádiz celebra mañana miércoles un Consejo de Administración, el segundo en una semana- para tratar asuntos importantes que no pudieron incluirse en el extenso orden del día del Consejo celebrado el miércoles 15 de julio. Al igual que el anterior, se celebrará de manera presencial en la sede de la empresa guardando todas las medidas de seguridad necesarias frente el COVID-19.
En el Consejo de Administración se verá la formulación de las cuentas anuales del ejercicio 2019 para su posterior aprobación por la Junta General de la empresa que está compuesta por todos los concejales del Pleno del Ayuntamiento de Cádiz. Se trata de unas cuentas saneadas en las que el importe neto de la cifra de negocio es de 16.278.507 € y los beneficios en este ejercicio han sido de 941.425 €.
Siguiendo con la premisa de gestionar con transparencia y de rendir cuentas a la ciudadanía, el documento estará disponible en el Portal de Transparencia de la página web de Aguas de Cádiz una vez aprobado.
Además, en el Consejo se debatirá sobre la aprobación para su licitación del pliego para la asistencia jurídica de la empresa mediante procedimiento abierto ordinario por un periodo de dos años y por valor de 84.000 euros, es decir, 42.000 euros al año. Se ha excluido el servicio relativo a la Secretaría del Consejo aunque se mantiene el servicio de asesoramiento jurídico externo al Consejo de Administración. El contrato incluye asistencia letrada y representación legal tanto en sede administrativa como judicial en todas las áreas del Derecho.
Otro de los asuntos que se verán mañana es el del expediente del canon de mejora de obras hidráulicas. Hace unos meses, el Consejo de Administración de Aguas de Cádiz y, posteriormente, el Pleno Municipal, aprobaron la propuesta del canon que se trasladó a la Junta de Andalucía para su tramitación y visto bueno. El expediente vuelve ahora de nuevo al Consejo debido a un cambio en la normativa. Efectivamente, el 12 de marzo entró en vigor un Decreto-ley de la Junta de Andalucía que establece que es el Ayuntamiento de Cádiz la entidad competente para la aprobación de este canon de mejora local modificando así lo que establecía hasta ahora la Ley de Aguas de Andalucía. Ahora será el Ayuntamiento de Cádiz quien deba ratificar este expediente y realizar los trámites oportunos incluyendo la aportación de la ordenanza fiscal reguladora de dicho canon.
Además, se dará cuenta de adjudicaciones de contratos significativos -como el del servicio de laboratorio o del seguro de responsabilidad civil- así como del cumplimiento del mandato de Pleno para la sustitución de conducciones de fibrocemento.
Asimismo, se dará cuenta de las actividades organizadas para la celebración del 25 aniversario de la creación de la empresa, de las actuaciones llevadas a cabo durante la crisis sanitaria, de la participación de Aguas de Cádiz en un estudio europeo para anticipar posibles rebrotes de COVID-19, de la realización de obras importantes como las del Paseo Marítimo o las de la planta de pretratamiento de Cortadura y sobre la campaña de educación ambiental El Agua en la Escuela.

La empresa municipal Aguas de Cádiz ha celebrado en la tarde de este miércoles uno de los dos consejos de administración que va a convocar este mes de julio y que ha sido el primero presencial en esta etapa de nueva normalidad después del confinamiento decretado por la crisis sanitaria. El anterior Consejo se celebró de manera telemática durante el Estado de Alarma para aprobar medidas especiales frente al COVID-19. La reunión de ayer se celebró en la sede de Aguas de Cádiz con todas las medidas de seguridad e higiene garantizadas.

En este Consejo de Administración, Aguas de Cádiz ha aprobado instar a la Junta de Andalucía a que continúe dentro del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana (CAZG) y solicitar al Pleno del Ayuntamiento de Cádiz a que reitere esta petición al menos hasta que cumpla con las obligaciones contraídas en los protocolos firmados en la constitución del Consorcio. La Junta de Andalucía confirmó hace unos días que abandonará el Consorcio del que forman parte 19 municipios gaditanos incluido el de la capital. Todos ellos tenían las responsabilidades compartidas con la Consejería de Medio Ambiente, la cual formaba parte hasta ahora de la Asamblea General y del propio Comité Directivo.

En relación con esta petición, el Consejo exige el cumplimiento de las inversiones acordadas en el Protocolo Fundacional del Convenio e insta al CAZG a que realice una evaluación técnica para conocer la realidad de las inversiones y exigir a todas las partes implicadas el cumplimiento de lo pactado. Asimismo, se ha aprobado proponer la redacción de un Plan Director de Infraestructuras para tener un diagnóstico del estado de las mismas, priorizar las inversiones necesarias y hacer un estudio de su financiación, así como la creación de un Comité Técnico que asesore e informe a todos los ayuntamientos que forman parte del Consorcio.

En otro orden de cosas, el Consejo ha aprobado también sendas autorizaciones para la presentación de un recurso contencioso-administrativo por un expediente de vertido y para presentar acciones administrativas relacionadas con la construcción de los aliviaderos de aguas pluviales de Santa María del Mar y de la Barriada de La Paz-Puntales.

Entre los asuntos tratados se ha visto también la aplicación del canon concesional de dominio del edificio SMAES a la empresa municipal Aguas de Cádiz aprobado en 2010 y la ampliación en 100.000 euros del fondo social de la empresa paliar el negativo impacto económico y social ocasionado por el COVID-19.

Por otra parte, el Consejo de Administración que está previsto celebrar el próximo 22 de julio, tratará también asuntos importantes como la formulación de las cuentas anuales del ejercicio 2019 de la empresa y la ratificación de la aprobación del Canon de Mejora, entre otros.

La empresa municipal Aguas de Cádiz celebra mañana miércoles uno de los dos consejos de administración que va a convocar este mes de julio y que será el primero presencial tras la vuelta a la “nueva normalidad” tras el confinamiento. Dada la cantidad de temas a tratar, el Consejo se volverá a reunir el próximo miércoles, 22 de julio.
Entre los asuntos que se verán en la convocatoria de mañana está el de la aplicación, en 2010, de un canon concesional de dominio del edificio SMAES a la empresa municipal Aguas de Cádiz. En este punto del orden del día se contará con la presencia de auditores de cuenta y se verá un informe sobre esta concesión. Los auditores expondrán sus recomendaciones sobre las incidencias en la formulación de cuentas anuales de 2019 de la posible aplicación de este canon concesional.
El consejo tratará también sobre las autorizaciones para la presentación de un recurso contencioso-administrativo por un expediente de vertido y para presentar acciones administrativas relacionada con la construcción de los aliviaderos de aguas pluviales de Santa María del Mar y de la Barriada de La Paz-Puntales.
El orden del día incluye también instar a la Junta de Andalucía a que continúe dentro del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana y solicitar al Pleno del Ayuntamiento de Cádiz a que reitere esta petición, hasta el cumplimiento de sus obligaciones contraídas en los protocolos firmados en la constitución del Consorcio.
En relación con las medidas extraordinarias aprobadas el pasado mes de mayo para paliar el negativo impacto económico y social ocasionado por el COVID-19, el Consejo de Administración verá la ampliación del fondo social de la empresa en 100.000 euros para este año 2020 y se verán los datos tanto de las empresas que se han acogido a estas medidas como de las familias acogidas al suministro mínimo vital. Relacionado con este asunto, se tratará también sobre el escrito del Consejo de Hermandades y Cofradías de Cádiz solicitando acogerse a estas medidas.
Por otra parte, el Consejo de Administración que está previsto celebrar el próximo 22 de julio, tratará también asuntos importantes como la formulación de las cuentas anuales del ejercicio 2019 de la empresa y la ratificación de la aprobación del Canon de Mejora, entre otros.

La empresa municipal Aguas de Cádiz comenzará mañana lunes obras de emergencia en la zona de bloques sobre la arena de la playa de Santa María del Mar, en una actuación que persigue garantizar la seguridad de las personas usuarias de este tramo ante el riesgo que supone el estado en que se encuentran dispuestos los bloques de hormigón.

Los trabajos consistirán principalmente en la eliminación del peligro de desprendimiento, para lo que se volverán agrupar los bloques que actualmente se han desprendido y se han desplazado de las hileras de protección en donde inicialmente fueron colocados. La intervención se desarrollará durante los próximos cuatro días en el horario comprendido entre las 7:00 y las 11:00 horas, y en función de las mareas.

Para reagrupar estos bloques se utilizará una retroexcavadora que, de acuerdo con el servicio municipal de Playas, accederá a la arena a través de la rampa de acceso para maquinaria que existe a la altura de la calle Brasil. Diariamente se procederá al balizamiento y señalización del tramo afectado por las obras y se limitará el tránsito de personas durante el tiempo en el que se estén desarrollando los trabajos en la zona.

Hace unos días, Aguas de Cádiz decidió señalizar y acotar la zona comprendida entre la escalera de caracol situada frente a la plaza Asdrúbal hasta el final de los bloques a la altura de la calle Guillermo J. Chaminade debido al peligro que supone para las personas usuarias de la playa permanecer o transitar por esta parte de la playa, dada la inestabilidad de estos bloques.

Como ya informó Agua de Cádiz, el aliviadero de aguas pluviales de Santa María del Mar tiene un tramo bajo los bloques y en paralelo a la ribera del mar que ha sufrido continuos desperfectos debido a los efectos de los temporales que han ido socavando la cota de arena, provocando con ello desprendimientos y oquedades que hacen que esta zona de bloques sea inestable.

Este colector, que conecta con el emisario submarino construido junto al espigón sur de la playa Santa María del Mar, está quedando al descubierto debido a la regresión del perfil de la playa y desprotegido frente al oleaje y la influencia de la carrera de marea.

Este colector forma parte de una obra realizada en 2011 por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía a través de la Agencia Andaluza del Agua, y las actuales circunstancias evidencian que la solución adoptada en su momento para la protección de ese colector no ha sido la más adecuada. Por eso, Aguas de Cádiz ha requerido en varias ocasiones a la Junta de Andalucía, y seguirá haciéndolo, que repare los desperfectos ocasionados en la infraestructura de protección del colector y que tome las medidas necesarias para solucionar y garantizar la estabilidad y durabilidad de la infraestructura.

Cabe recordar que las obras fueron proyectadas y ejecutadas de acuerdo con el Convenio Marco para la Ejecución de Obras de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales en la Ciudad de Cádiz. Entonces se ejecutaron tres aliviaderos de aguas pluviales en La Paz-Puntales, Cortadura y Santa María del Mar, que vierten mar adentro mediante emisarios submarinos para evitar los desagües directos en los paseos marítimos. Como parte del proyecto, los antiguos vertidos de pluviales que salían a la altura de las calles Marianista Cubillo y Condesa Villafuente Bermeja fueron recogidos mediante este colector ahora en peligro.

El concurso de microrrelatos organizado por Aguas de Cádiz con motivo de la celebración del 25 Aniversario de la creación de la empresa ya tiene ganadores. En la categoría “Infantil” (hasta 12 años) la ganadora ha sido Ángela Hernández Reja con el microrrelato titulado La niña del paraguas; en la categoría “Adolescentes” (de 13 a 17 años) la ganadora ha sido Estrella Vázquez Cabeza con su texto Los paraguas son barcos y los barcos son paraguas; en la categoría “Vivencias” ha resultado ganador Epifanio de Serdio Romero con su historia titulada El agua de los niños y, por último, en la categoría “Ficción”, el ganador ha sido Miguel Ángel Flores Martínez con su relato El escondite.
Por otra parte, los finalistas en cada una de estas cuatro categorías han sido: Carlos Gómez de la Orden, con Mi máquina del tiempo, Juan Pablo Romero Vallejo, con Eternamente, José Juan Moreno García, con El refugio y Jorge Ramos Romero, con Habilidades blandas.
El jurado, que ha destacado la calidad de los trabajos presentados, seleccionó a los diez mejores de cada categoría entre los que se votaron a los ganadores y finalistas y ha estado formado por: Juan José Téllez, periodista y escritor; Alejandro Luque, periodista y crítico literario; Carmen Moreno, escritora y editora; Ana Mayi, editora; Blanca Flores, escritora; David Monthiel, escritor y Oliva Rendón, periodista.
Recordamos que al concurso organizado por Aguas de Cádiz se presentaron un total de 593 microrrelatos de procedencia muy diversa puesto que han participado personas de 42 provincias de todas las comunidades autónomas de España -excepto la Ciudad Autónoma de Melilla- además de procedentes de otros países europeos como Alemania, Bélgica, Francia e Italia y de los países americanos Argentina, Bolivia, Canadá, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, México, Uruguay y Venezuela.
A la categoría de “Ficción”, se presentaron 500 microrrelatos. Podían ser escritos por cualquier persona interesada y debían de narrar historias ficticias ambientadas en cualquier lugar cuyos protagonistas fueran una pareja de niños y un paraguas. La categoría de “Vivencias” estaba reservada a residentes o nacidos en Cádiz y debían de contar una experiencia o un recuerdo de su vida personal o familiar relacionado con la fuente. A esta categoría se presentaron 52 personas. Las otras dos categorías son “Infantil”, para menores de 12 años, y “Adolescente” entre los 13 y los 17 años que tenían que contar también historias de ficción relacionadas con niños y paraguas y estaban reservadas a nacidos o residentes en la ciudad de Cádiz. En estos apartados han participado 28 niños y niñas y 13 adolescentes.
Los microrrelatos, escritos en español, debían de tener una extensión máxima de 200 palabras para las categorías de adultos y 150 palabras para las otras dos.
Los premios a los ganadores de las categorías “Ficción” y “Vivencias” de adultos son de 500 euros, un diploma acreditativo y una escultura conmemorativa y de 250 euros y diploma para los primeros finalistas de ambas categorías. En cuanto a las categorías “Infantil” y “Adolescente”, los premios para cada uno de los ganadores son de un cheque por importe de 150 euros para gastar en cualquiera de las librerías de la ciudad de Cádiz y diploma acreditativo y de 75 euros y diploma para los primeros finalistas de ambas modalidades.
Los microrrelatos ganadores y los finalistas serán también publicados en el libro que Aguas de Cádiz está elaborando sobre la fuente de Los Niños del Paraguas del Parque Genovés. La entrega de los premios de este concurso se hará en un acto público que se celebrará, con fecha por determinar, para presentar dicho libro.
Además, están colgados en la web de Aguas de Cádiz https://www.aguasdecadiz.es/microrrelatos/

Más de 132 toneladas de residuos sólidos, principalmente arena y toallitas higiénicas, se han extraído durante estos días de los dos pozos de aguas fecales y del pozo de aguas pluviales de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) Alcalde Juan de Dios Molina, más conocida como La Martona. Al menos una vez al año, Aguas de Cádiz realiza una limpieza en profundidad de las tres cámaras que hay en unas instalaciones que son fundamentales para el buen funcionamiento del servicio de saneamiento de la ciudad de Cádiz.

Esta estación de bombeo cuenta con dos cámaras para aguas fecales de una profundidad de 15 metros cada una con cinco bombas que pueden llegar a bombear 2.500 litros de agua por segundo. Además, las instalaciones cuentan también con otra cántara a la que llegan únicamente, y por separado, las aguas pluviales.

A la EBAR de La Martona -situada en la avenida Juan Carlos I junto al estadio Ramón de Carranza- llegan las aguas residuales de la ciudad para ser impulsadas a la EBAR de Cortadura y, de allí, a la Estación Depuradora de Aguas Residuales Cádiz-San Fernando a donde van las aguas residuales de ambas ciudades para su tratamiento de purificación y posterior vertido al mar a través de un emisario submarino de 840 metros de longitud.