La empresa municipal Aguas de Cádiz acometerá en breve una importante obra de renovación integral de las redes de abastecimiento y de saneamiento de la calle Fernán Caballero. La obra, con un presupuesto base de 191.486,96 €, saldrá a licitación pública esta misma semana con el fin de que los trabajos puedan comenzar cuanto antes.
El proyecto tiene un plazo de ejecución de diez semanas y mientras tanto Aguas de Cádiz ha iniciado hoy mismo las obras provisionales contempladas en el proyecto para garantizar el suministro durante los trabajos. Estas obras provisionales se han adelantado para evitar los cortes de suministro que los usuarios han sufrido durante este fin de semana debido al mal estado de las conducciones.
A falta de la aprobación de la Junta de Gobierno Local, el proyecto de ejecución está ya redactado y la empresa municipal espera poder iniciar estas obras de mejora en las próximas semanas.
La obra proyectada contempla no sólo la reposición del área afectada, sino que también incluye la eliminación de los bordillos actuales de la calle transformándola en una de plataforma única sin barreras arquitectónicas y con una mejor accesibilidad para los peatones.
Aguas de Cádiz ha planteado una solución conjunta de todas las conducciones puesto que a lo continuos fallos que de forma recurrente sufre la red de suministro, se le une que, a raíz de una campaña de inspección de la red de saneamiento, se ha advertido que los tubos de la actual línea unitaria cuentan con desplazamientos excesivos en sus juntas y, además, se ha podido constatar la existencia de numerosas acometidas domiciliarias directas a red sin contar con registro alguno, algo que hace inviable su limpieza o mantenimiento en caso de producirse un atasco.
En la red de abastecimiento, la obra contempla la retirada de las tuberías de fibrocemento existentes -con lo que se da cumplimiento también al Plan de Sustitución de las Conducciones de Fibrocemento Existentes en la red de Abastecimiento de la Ciudad- e instalación de conducciones nuevas. Se prevé un total de 120 metros de tubería de fundición dúctil de 100 mm de diámetro y se incluyen nuevas acometidas domiciliarias, así como válvulas de corte y una boca de riego.
Por otra parte, en la red de saneamiento se llevará a cabo una renovación y mejora de todos los elementos de la línea unitaria con la instalación de 135 metros de tubería de gres vitrificado, ejecución de 14 pozos de registro, que recogerán las acometidas domiciliarias, la cuales se hallan en su mayoría conectadas a la red de forma directa y la colocación de diez nuevos imbornales para la recogida de la escorrentía superficial, adaptados al drenaje de la nueva sección viaria.

La empresa municipal Aguas de Cádiz ha firmado su adhesión a la candidatura de la ciudad de Cádiz como sede del X Congreso Internacional de la Lengua Españolas que se celebrará en 2025.
El Consejo de Administración de Aguas de Cádiz aprobó por unanimidad en su última reunión dar su apoyo institucional a esta iniciativa que consiste en postular a Cádiz como sede del más importante encuentro de estudio, debate y análisis sobre el idioma español a nivel mundial.
Aguas de Cádiz ha remitido su adhesión y su apoyo institucional a la Asociación de la Prensa de Cádiz, promotora de la candidatura, con el objeto de participar en este proyecto dentro de las posibilidades de la empresa y con el deseo de que, en unión de otras muchas administraciones y entidades, esta candidatura resulte ganadora en la presentación que tendrá lugar el año que viene en la ciudad peruana de Arequipa.
El Congreso Internacional de la Lengua Española se celebra desde 1997 cada tres años en países hispanohablantes para “avivar la conciencia de corresponsabilidad de gobiernos, instituciones y personas en la promoción y unidad de la lengua”. De su organización se encargan las academias de la lengua y el Instituto Cervantes, con el apoyo de los Estados y el resto de administraciones del país sede de cada edición.
A esta candidatura promovida por la APC se han adherido ya instituciones tan importantes como el Ayuntamiento de Cádiz, la Diputación de Cádiz, la Universidad de Cádiz, asociaciones de periodistas de toda España, culturales, de vecinos, colegios profesionales, entidades de todo tipo y empresas privadas de la ciudad.

Todos los interesados pueden participar ya en la segunda edición del concurso de microrrelatos que organiza la empresa municipal Aguas de Cádiz cuyo plazo de presentación se abrió ayer, Día Mundial del Agua, y se cerrará el próximo 7 de mayo. Este año el tema central elegido para el concurso es las fuentes de beber. Aguas de Cádiz ha decidido mantener este concurso dado el éxito de participación conseguido el año pasado en la primera edición que tuvo como eje central la fuente Los Niños del Paraguas.
Con el título, “Fuente para beber, agua para vivir”, Aguas de Cádiz se marca como objetivo, además de fomentar la creación artística y literaria, valorar la presencia de fuentes públicas de agua potable en lugares en donde se desarrolla la vida de las personas, en las calles y plazas de nuestras ciudades como una apuesta por espacios sanos y sostenibles.
Para dar a conocer el concurso entre la ciudadanía, Aguas de Cádiz ha enviado cartas invitando a la participación y toda la información necesaria tanto a los centros educativos como a las bibliotecas públicas, las asociaciones de vecinos, Casa de la Juventud y librerías de la ciudad.
Las bases del concurso están ya disponibles en la web de Aguas de Cádiz, (https://www.aguasdecadiz.es/microrrelatos/) establecen tres categorías: “Infantil” (hasta los 12 años) y “Adolescente” (de 13 a 17 años) y “Adulto”. Los relatos deberán narrar una historia ficticia ambientada en cualquier lugar con la particularidad de que aparezca una fuente de beber como parte de la historia. Deberán ser textos originales de no más de 150 palabras, estar escritos íntegramente en español y no pueden haber sido publicados ni premiados en ningún concurso. Quedarán excluidos los que no se atengan a las bases, así como aquellos que contengan faltas de ortografía.
Entre los microrrelatos presentados, un jurado, formado por personas del ámbito de las letras de Cádiz, seleccionará los diez mejores de cada categoría y, entre ellos, elegirá a ganadores y finalistas. Los premios a los ganadores de las categorías “Adulto” será de 500 euros, un diploma acreditativo y habrá un premio especial para el ganador nacido o residente en Cádiz también de 500 euros y diploma. En cuanto a las categorías “Infantil” y “Adolescente”, los premios para cada uno de los ganadores serán de un cheque por importe de 150 euros para la compra de libros en cualquiera de las librerías de la ciudad de Cádiz y diploma acreditativo y se ha establecido el mismo premio para los ganadores nacidos o residentes en la ciudad de Cádiz.

El año pasado se presentaron al concurso alrededor de seiscientos microrrelatos procedentes de todos los puntos de la geografía española, así como de números países de Latinoamérica, superando éstos el centenar de textos. Aguas de Cádiz espera que la convocatoria de este año también sea un éxito y que se repita la buena acogida por parte del público en general y la difusión y repercusión que consiguió el concurso en 2021.

La empresa municipal Aguas de Cádiz continúa con la eliminación sistemática de las tuberías de fibrocemento de la red de abastecimiento de agua potable. Así, desde que la empresa municipal inició en 2018 el plan para sustituir estas conducciones, se han retirado del servicio hasta el día de hoy la cifra de 7,62 kilómetros de tuberías de fibrocemento de la red de abastecimiento de agua potable y las ha sustituido por otras de material de fundición dúctil, hierro aleado con grafito.

Actualmente, según los datos actualizados en el sistema de información geográfica de la empresa, la longitud de la red de distribución en baja de agua potable que gestiona Aguas de Cádiz es de 181,47 kilómetros. De ellos, aproximadamente 40 kilómetros son de fibrocemento, lo que representa el 22% de la red. Esto supone que desde que se inició el plan, hace apenas tres años, la longitud de red de fibrocemento se ha reducido en un 16%.

Durante el periodo comprendido entre febrero de 2020 y febrero de 2021 y a pesar de las restricciones de movilidad y del confinamiento domiciliario provocado por la pandemia, Aguas de Cádiz ha reducido la longitud de fibrocemento existente en la red en 2,43 kilómetros, principalmente como resultado de actuaciones de mejora en varias zonas como las calles Venezuela y Juan de la Cosa, entre otras.

Cabe recordar que actualmente no existe legislación o planificación nacional ni internacional que obligue a la retirada inmediata del fibrocemento de las conducciones de la red de abastecimiento de agua potable por lo que pueden mantenerse hasta el final de su vida útil.

Este plan de eliminación de amianto puesto en marcha por Aguas de Cádiz, contemplado en su Plan Director de Infraestructuras, se está sufragando con fondos propios de la empresa. Estas actuaciones dan respuestas al acuerdo que aprobó por unanimidad el Pleno del Ayuntamiento de Cádiz en mayo de 2016. Este acuerdo plenario recogía la elaboración de un plan de sustitución de las conducciones de fibrocemento y la eliminación de manera sistemática de estas tuberías.

Desde entonces, Aguas de Cádiz ha ido ejecutando sustituciones en las obras que se han ido realizando en diferentes calles del casco antiguo -Veedor, Santo Domingo, Manzanares y Desamparados- y en extramuros, más concretamente en el Paseo Marítimo, en donde se han aprovechado las obras de construcción del carril bici para cambiar las conducciones. Actuar de esta forma coordinada ha supuesto para la empresa y, por lo tanto, para todos los ciudadanos, un ahorro considerable en la inversión a la vez que se evita duplicar molestias a los vecinos por la ejecución de las obras.

Por último, Aguas de Cádiz recuerda que atendiendo al Real Decreto 902/2018 por el que se establecen los Criterios Sanitarios de la Calidad del Agua de Consumo Humano y al Decreto 70/2009 por el que se aprueba el Reglamento de Vigilancia Sanitaria y Calidad del Agua de Consumo Humano de Andalucía, no existe ningún criterio sanitario respecto a las fibras de amianto que debe cumplir las aguas de consumo humano. Aun así, el Comité Económico y Social Europeo recomienda como plazo para erradicar este tipo de tuberías finales de 2032.

Representantes de vecinos de la Barriada de Loreto han querido expresar su “reconocimiento y agradecimiento” a la empresa municipal Aguas de Cádiz por la rápida respuesta dada a los problemas de alcantarillado que venían soportando desde que se construyó el barrio hace ya unos 50 años. Para ello, una comisión formada por representantes de los vecinos han mantenido en la mañana de hoy una reunión con la presidenta de la empresa municipal de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, el gerente, Jesús Oliden y el director técnico, Manuel Amaya, en la que les han entregado una carta en la muestran su satisfacción por la rápida actuación y por el trabajo realizado para evitar los atascos en las redes de saneamiento de la Plaza Virgen de Loreto y de las calles Hermanos Ortiz Echagüe y Carlos Haya.
La comunidad de vecinos de Plaza Virgen de Loreto 8 y la Comisión de Alcantarillado formada en la Asociación de Vecinos Campo de la Aviación de la Barriada de Loreto, habían acudido a Aguas de Cádiz ante los problemas de atascos en el alcantarillado. Aguas de Cádiz se comprometió, y a sí lo hizo, a ejecutar obras de mejora en la red para dar respuestas a estas demandas.

La empresa Aguas de Cádiz podrá acometer importantes obras de infraestructuras hidráulicas de la ciudad una vez esté definitivamente aprobado el canon de mejora cuya ordenanza reguladora ya tiene el visto buenodel Pleno del Ayuntamiento de Cádiz. Se trata de un instrumento de financiación del que disponen todas las empresas operadoras de agua y tiene un carácter finalista.
Este canon sustituye a los anteriores -el primero se aprobó en 1995- y es la vía que establece la normativa para disponer de recursos financieros que permitan invertir en nuevas obras de mejora de los sistemas generales de abastecimiento y saneamiento y garantizar así el buen funcionamiento del servicio de agua ahora y en el futuro. Se trata de un canon exclusivamente hidráulico (no urbanizador) y lo recaudado se destinará a financiar parte de las obras previstas en el Plan Director de Infraestructurasaprobado por Aguas de Cádiz tras un proceso de participación ciudadana.
El Plan Director de Infraestructuras de Aguas de Cádiz establece actuaciones hasta 2028 con un plan de inversiones que asciende a 62 millones de euros de los que 30 millones se recaudarán gracias a este canon de mejora y serán destinados a actuaciones más urgentes o prioritarias.
Con este presupuesto, se acometerán las obras hidráulicas necesarias para garantizar el suministro de agua y el saneamiento en condiciones óptimas, para la eliminación de problemas de inundaciones y malos olores, para dar buen servicio en condiciones de emergencia, para eliminar el riesgo de vertidos incontrolados al medio natural, para reducir la vulnerabilidad de las infraestructuras, para mejoras en control y gestión avanzadas y para establecer procedimientos de detección y control de pérdidas en la red de agua potable así como de sistemas avanzados de control de calidad del agua.
La presidenta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández,señala que “tenemos la responsabilidad de asegurar un buen servicio porque no podemos privar a nuestros hijos de este derecho y si no reponemos las infraestructuras -algunas muy envejecidas- se les plantea un grave problema a las siguientes generaciones. No podemos hipotecarles el futuro.Si no afrontamos la inversión retrocederemos en la calidad de la gestión del abastecimiento y saneamiento del agua y pondremos en riesgo la sostenibilidad de un servicio vital”.
La empresa municipal de agua será transparente y dará cuenta en todo momento del uso que se le va a ir dando a lo recaudado gracias a este canon de mejora, informará sobre el destino de los mismos y sobre la importancia de las obras que vaya ejecutando. De hecho, Aguas de Cádiz espera poner en marcha un Observatorio del Agua en la Ciudad para articular la transparencia y la participación ciudadana en la gestión del agua.
Entre las actuaciones más inminentes,cabe destacar que la empresa municipal acometerá una de las obras más importantes de los últimos años en infraestructura hidráulica como es la construcción de la red de abastecimiento de agua potable y de la red de saneamiento de aguas fecales en la avenida de Astilleros. El proyecto, que ya ha sido aprobado en la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Cádiz, cuenta con una inversión de 1.785.405 € y un plazo de ejecución estimado de nueve meses.
Esta obra es fundamental para atender a las actividades y usos previstos en una de las vías arteriales más importes de la ciudad objeto de diversos planes y proyectos para impulsar su desarrollo económico.
En abastecimiento, esta obra supondrá la culminación de la segunda arteria principal de suministro a Cádiz intramuros,el cierre del anillo principal de la ciudad y garantizar el abastecimiento a la zona centro en caso de producirse algún fallo en las arterias principales.
En cuanto a saneamiento, la obra incluye la construcción de un colector que recogerá las aguas residuales de toda la avenida para incorporarlas a la red general de saneamiento. Para su diseño se han tenido en cuenta los nuevos usos y actuaciones previstas en un horizonte de 20 años. En cuanto a las aportaciones de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, además de contar con las generadas a día de hoy, la nueva conducción ha sido dimensionada para incorporar los futuros desarrollos previstos por la APBC.
Otra de las actuaciones que se prevén financiar gracias a este canon de mejora se centrará en la EBAR de Cortadura para evitar los vertidos al saco de la Bahía en episodios de fuertes lluvias. Para ello se aumentará la cántara de la estación y se aliviará el exceso de agua a través de un emisario submarino impulsando el vertido océano adentro.
La tercera obra prevista por los técnicos de manera más inminente se centrará en la eliminación de las inundaciones que se producen actualmente en Los Callejones, la zona más baja de esta parte del casco antiguo. Para retener los caudales de lluvia circulantes por el colector de la calle Corralón de los Carros y minimizar su inundación, se va a construirun tanque de retención de tormentas o tanque de regulación en la Plaza Manolo Santander (antigua de la Reina). Además, se ejecutarán mejoras en la EBAR de Lubet.
Tal y como establece elDecreto 120/1991, de 11 de junio, de la Junta de Andalucía, por el que se aprueba el Reglamento del Suministro Domiciliario de Agua y como viene haciéndose hasta ahora, el canon de mejora será repercutido en la factura del agua de todos los ciudadanos y supondrá un incremento medio de dos euros al mes. Aguas de Cádiz recuerda que las familias con problemas económicos pueden acogerse al programa del Suministro Mínimo Vital por el que la empresa se hace cargo del pago de sus facturas. Para reforzar esta ayuda, se va a proponer al Consejo de Administración aumentar la cuantía que aporta ACASA al Fondo Social Solidario de los 300.000 euros anuales actuales a 350.000 euros.

La empresa municipal Aguas de Cádiz sigue apostando por la generación de energías renovables y tiene ya redactados otros dos proyectos de ejecución para la instalación de sendas plantas fotovoltaicas en dos de sus instalaciones que se unirán a la planta que ya existe en la cubierta del edificio de oficinas de la Avenida María Auxiliadora y que se empezó a explotar hace ahora tres años. Cuando estén en funcionamiento, entre las tres plantas se generará una energía equivalente al consumo anual de 94 viviendas.
Una de estas nuevas plantas se construirá en la cubierta del edificio de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) que tiene la empresa en la Avenida de la Sanidad, conocida popularmente como la “Martona”, y la otra se integrará sobre los faldones de la cubierta de la nave almacén ubicada en el recinto exterior de la Zona Franca. Estos proyectos son frutos de la política de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que la operadora gaditana del ciclo integral del Agua sigue para la generación de energía 100% renovable.
En la “Martona” -la estación de bombeo más grande de Cádiz- se levantarán 197 paneles fotovoltaicos de última generación, de 400 Wp cada uno, con tecnología avanzada que permite aprovechar al máximo la radiación y con placas de vidrio a doble cara para hacerlas inmunes a los conocidos efectos de la corrosión que se produce en las estaciones de aguas residuales. La planta estará dotada de cuatro inversores de 20 Kw, con una la potencia nominal de la planta de 77,815 kWp y una generación anual de energía de aproximadamente 133.872 kWh al año que equivale al consumo medio domestico anual de 41 viviendas.
Esta energía se empleará en el autoconsumo de la EBAR por la que circula casi la totalidad de las aguas residuales de Cádiz y buena parte de las pluviales. Durante el ejercicio pasado, el consumo registrado en estas instalaciones fue de 1.168.292 kWh. Con esta planta se cubrirá casi un 12% de las grandes necesidades energéticas que requiere la planta debido al funcionamiento, principalmente, de las bombas de impulsión. La vida útil de la planta se estima en 25 años y la inversión prevista para su ejecución es de 136.995 euros. Al margen de los beneficios medioambientales que supone, Aguas de Cádiz espera amortizar la instalación en un período de unos ocho o diez años y estima que el ahorro en los 25 años de vida útil será de aproximadamente 458.000 euros.
Por otra parte, la planta que se ha diseñado para su integración en la cubierta de la nave de la Zona Franca contará con 200 paneles fotovoltaicos también de tecnología avanzada, de 450 Wp cada uno, con cuatro inversores de 22,5 Kw, con un potencia nominal en 90 kW y una generación aproximada de energía 139.240 kWh al año, el consumo medio anual de unas 43 viviendas.

Colaboración con Eléctrica de Cádiz
En este caso, la energía que se consume al año en este edificio supone solamente el 1% de la que generará la planta por lo que el excedente lo pondrá Aguas de Cádiz a disposición de Eléctrica de Cádiz para el suministro de los clientes que la operadora tenga por la zona.
En una clara apuesta por las energías renovables, ambas empresas municipales deberán llegar a un acuerdo de colaboración para determinar cómo y dónde aplicar los excedentes de energía que produciría esta planta para no dejar pasar la oportunidad de descarbonizar a sus propias empresas y a la ciudad.
Al igual que la anterior, la vida útil estimada de esta planta fotovoltaica es de 25 años y la inversión necesaria para su ejecución es de 130.590 euros. Se espera que una vez llegado a buen puerto el acuerdo con Eléctrica de Cádiz, pueda ser amortizada en un período de unos 12 a 14 años estimándose un ahorro en los años de vida útil de más de 300.000 euros.


Empresa pionera en la reducción de la huella de carbono
Aguas de Cádiz está siendo pionera entre las operadoras del ciclo integral del agua en la eliminación de la huella del carbono y de la huella hídrica. De hecho, estas dos plantas se unirán a la que se construyó en 2017 en el edificio de María Auxiliadora con una potencia inicial de 8,2 kWp que, dado el extraordinario rendimiento conseguido en 2020, se ha ampliado a 20,7 kWp. La planta ya ampliada será capaz de generar unos 33.000 kWh al año de energía 100% renovable para autoconsumo del suministro del propio edificio de Aguas de Cádiz. En términos porcentuales supone un 38% de los 88.000 kWh que consume anualmente estas instalaciones, lo que equivale a la energía media consumida por 10 viviendas al año, según datos de REE (Red Eléctrica Española).
Una vez implantadas estas medidas, en principio pensadas para ejecutarse en el período 2021-2022, cerca del 20% del total de la energía consumida por Aguas de Cádiz se habrá generado mediante energía solar fotovoltaica, lo que además de suponer un ahorro económico, genera una sinergia en cuanto a la huella de carbono.
A pleno rendimiento, la empresa dejaría de emitir el equivalente a 107 toneladas de CO2 al año lo que equivale a plantar 1.508 árboles o recorrer casi 713.000 km al año es un turismo medio.

ACASA, sigue estudiando otros métodos y medios que permitan “descarbonizar” la empresa, ya sea mediante otros generadores de energía o mediante la reducción de sus consumos. Entre estas medidas están: la reforma eléctrica de los bombeos de La Paz y Marconi (en ejecución); el estudio de instalaciones de sensorización y tele lectura para medición de consumos eléctricos y caudales bombeados; el estudio de la optimización hidráulica y eficiencia de los bombeos de estaciones de aguas residuales y aguas pluviales; la continuación de la mejora de eficiencia de equipos de iluminación y aire acondicionado de todas las instalaciones; el estudio de viabilidad para ubicar nuevas pequeñas plantas fotovoltaicas en otros emplazamientos (EBAR Marconi, EBAR La Paz) y el estudio de viabilidad para la implantación de pequeños aerogeneradores urbanos, la denominada “mini-eólica” en distintas ubicaciones e instalaciones de la empresa.

La empresa municipal Aguas de Cádiz sigue trabajando para alcanzar el objetivo que se propuso al poner en marcha el proyecto de ampliación y mejora de la red de fuentes de beber de poder disponer de una fuente pública por cada mil habitantes.
Para seguir aumentando los puntos de acceso al agua en espacios públicos, Aguas de Cádiz ha iniciado ya en estos días en algunos puntos de la ciudad las obras previas necesarias para instalar otras seis fuentes del “modelo Cádiz” -como las que se vienen colocando por todos los barrios en los últimos meses- con lo que el número total de fuentes nuevas ascenderá ya a 75 mientras que el número total de fuentes de beber, teniendo en cuenta también los modelos antiguos, se situará en 102.
Así, los puntos en los que se ubicarán estas nuevas fuentes son: Avenida Amílcar Barca, concretamente frente al edificio de la Junta de Andalucía, cerca de la escalera de caracol que baja a la playa Santa María del Mar; en los aledaños del Museo del Títere ubicado en Puertas Tierra, cerca de la Bóveda de Santa Elena; en la Avenida de la Sanidad Pública, más exactamente frente al apeadero de trenes de Segunda Aguada a la altura de la Avenida de Portugal, en el parque situado en esta misma Avenida de la Sanidad Pública, frente al colegio Amor de Dios y cerca de la Avenida Marconi; en la Plaza Rafael Alberti, frente al Centro de Salud de La Paz y en el Paseo Marítimo de La Bahía, junto al estribo del Puente de la Constitución de 1812.
El Plan de Revisión y Ampliación de Fuentes de Agua potable que está ejecutando la empresa municipal, además de dar cumplimiento a un acuerdo plenario, forma parte de la Campaña Progrifo que Aguas de Cádiz viene desarrollando desde hace un tiempo para incentivar el consumo del agua de la red pública y concienciar a la población de los beneficios que tiene el consumo del agua del grifo por ser de buena calidad, más ecológica y más barata. La ampliación y mejora de las fuentes públicas garantizan el acceso al agua potable de los transeúntes y turistas que visitan la ciudad, favorece el consumo de agua frente a bebidas edulcoradas y cuida del medio ambiente al reducir la generación de residuos que generan las botellas desechables
Para la presienta de Aguas de Cádiz y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cádiz, Ana Fernández, el esfuerzo que está realizando la empresa pública para mejorar y ampliar la dotación de surtidores en los espacios públicos, en particular en parques, jardines y zonas infantiles, deportivas y educativas, “nos sitúa al mismo nivel de grandes ciudades del mundo con los que compartimos la apuesta por recuperar los puntos de suministro en la vía pública, incentivar el consumo del agua del grifo y hacer de nuestra ciudad un lugar más amable, más saludable y más respetuoso con el medio ambiente”.
De hecho, con el objetivo de llegar a una ratio de una fuente pública por cada 1.000 habitantes, la ciudad de Cádiz va camino de situarse a la cabeza de Andalucía y de España en cuanto al número de fuentes de agua potable.

Modelo Cádiz

Cabe recordar que Aguas de Cádiz optó por instalar un modelo original y único para la ciudad -el llamado “modelo Cádiz”- que cumple con los criterios generales de calidad paisajística además de que son resistentes, de fácil mantenimiento, antivandálicas, estás adaptadas a personas con movilidad reducida y cuentan con bebederos para mascotas. Hechas de granito gris, la fuente, diseñada con recursos propios municipales, recoge elementos arquitectónicos del pasado común de la ciudad: los acueductos romanos, las atarjeas de piedra, los arcos de descarga y contrafuertes de las estructuras abovedadas de los aljibes característicos de las casas gaditanas y el pozo de brocal octogonal como símbolo de los patios tradicionales de Cádiz.

La empresa municipal Aguas de Cádiz ha convocado la segunda edición del concurso de microrrelatos con el título Fuentes para beber, agua para vivir. Tras la buena aceptación que tuvo el año pasado el concurso de Los Niños del Paraguas, Aguas de Cádiz vuelve a apostar por este tipo de certamen.

En esta ocasión, la empresa municipal se quiere centrar en el proyecto que desarrolla la empresa para facilitar a la ciudadanía el acceso al agua potable en los espacios públicos, por lo que propone a los participantes que escriban una historia en la que aparezca una fuente de beber como parte del relato. Además de fomentar la creación artística y literaria, el objetivo que se persigue esta iniciativa es valorar la presencia de fuentes públicas de agua potable en lugares en donde se desarrolla la vida de las personas, en las calles y plazas de nuestras ciudades y pueblos como una apuesta por espacios sanos y sostenibles.

Las bases del concurso, que estarán disponibles en la web de Aguas de Cádiz, establecen tres categorías: Ficción (a partir de 18 años), Adolescente (de 13 a 17 años) e Infantil (hasta los 12 años) y los relatos deberán narrar una historia ficticia ambientada en cualquier lugar con la particularidad de que en el texto aparezca una fuente de beber.

El plazo de presentación estará abierto desde el lunes 22 de marzo (Día Mundial del Agua) hasta el viernes 7 de mayo de 2021. Entre los microrrelatos presentados, un jurado, formado por personas del ámbito de las letras de Cádiz, seleccionará los diez mejores de cada categoría y, entre ellos, elegirá a ganadores y finalistas.

Los premios a los ganadores de las categorías Ficción será de 500 euros, un diploma acreditativo y habrá un premio especial para el ganador nacido o residente en Cádiz también de 500 euros y diploma. En cuanto a las categorías Infantil y Adolescente, los premios para cada uno de los ganadores serán de un cheque por importe de 150 euros para la compra de libros en cualquiera de las librerías de la ciudad de Cádiz y diploma acreditativo y se ha establecido el mismo premio para los ganadores nacidos o residentes en la ciudad de Cádiz.

Los microrrelatos deberán ser originales, estar escritos íntegramente en español y no pueden haber sido publicados ni premiados en ningún concurso. La extensión será de 150 palabras para la categoría Ficción y de 100 palabras para la categoría Infantil y Adolescente. Quedarán excluidos los que no se atengan a las bases, así como aquellos que contengan faltas de ortografía.

Éxito de la edición anterior

El pasado año 2020, y a pesar de las circunstancias especiales con motivo de la pandemia, Aguas de Cádiz puso en marcha un concurso de microrrelatos con motivo tanto de su XXV aniversario como de la restauración de la fuente Los niños del paraguas y posterior inauguración de su réplica en el Parque Genovés. Al concurso se presentaron alrededor de seiscientos microrrelatos, procedentes de todos los puntos de la geografía española, así como de números países de Latinoamérica, superando éstos el centenar de textos. Los relatos ganadores y los finalistas han sido recogidos en el libro Los Niños del Paraguas que la empresa ha publicado sobre esta emblemática fuente.

La empresa municipal Aguas de Cádiz ha conseguido que, en los dos años que lleva en vigor el nuevo contrato de mantenimiento de la red de saneamiento, se haya triplicado la longitud de alcantarillado que se limpian anualmente en la ciudad tal y como se pretendía cuando se puso en marcha.

Los datos reflejan que durante 2020 se han limpiado 56.436 metros lineales de alcantarillado lo que supone un 32,3% de los 175 kilómetros de longitud que tiene la red de saneamiento en la ciudad. De esta manera la red se puede limpiar por completo cada tres años cuando antes se requerían más de nueve años para limpiarla en su totalidad.

La presidenta de Aguas de Cádiz y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cádiz, Ana Fernández, destaca que se está consiguiendo el objetivo marcado con este nuevo contrato de servicio que, recuerda, “unificó en uno solo los siete contratos de limpieza y mantenimiento que había anteriormente para racionalizar los recursos, adaptarlos a las necesidades de la empresa y lograr así una mayor eficiencia”.

La nueva empresa adjudicataria asumió sus funciones el 11 de febrero de 2019 y durante ese año se limpiaron 50.124 metros de alcantarillado. Esto supuso ya un importante incremento con respecto al año anterior, que fueron 21.387 metros lineales. Los datos de los años anteriores son: 24.454 en 2017; 19.552 en 2016; 19.328 en 2015; 18.957 en 2014 y 8.230 en 2013.

Disminución de los avisos por atascos

De forma paralela y como consecuencia de lo anterior cabe destacar que al mismo tiempo que aumenta la limpieza disminuyen los avisos por averías y atascos en la red de saneamiento. Si en 2013 el número de avisos al año fueron 1.672, en 2020 esta cifra bajó hasta los 569 avisos.

En cuanto las toneladas de lodos extraídos en la limpieza, también han aumentado desde las 584 toneladas de 2013 a las 811 toneladas extraídas en 2020.

Lo que sí se mantiene más o menos constante en estos años es el número de sumideros limpiados: 15.077 en 2013 y 15.415 en 2020 siendo 2016, con 18.353 sumideros limpiados, el año que mayor cantidad registra.

Para conseguir estos incrementos sustanciales, se han duplicado los turnos y equipos dedicados a la limpieza sistemática de la red y se ha renovado los camiones y maquinarias maquinarias necesarias sin aumentos de coste ni inversión inicial para Aguas de Cádiz.