La presidenta de Aguas de Cádiz y delegada de Enseñanza del Ayuntamiento de Cádiz, Ana Fernández, y el gerente de Aguas de Cádiz, Jesús Oliden, han presentado hoy una nueva edición del programa de educación ambiental El Agua en la Escuela, actividad que vuelve a los centros educativos de la ciudad tras el obligado parón del curso pasado debido las restricciones provocadas por el COVID.

El programa forma parte de la oferta educativa que la Delegación de Enseñanza del Ayuntamiento de Cádiz pone a disposición de los centros y tiene como objetivo “sensibilizar a niños y niñas sobre el ciclo integral del agua en Cádiz y sobre el uso responsable del agua con el fin de que tomen conciencia sobre la importancia de cuidar de nuestra agua y del medio ambiente y sobre las bondades del agua del grifo a quienes serán los adultos del mañana”, ha destacado Ana Fernández.

La presidenta de Aguas de Cádiz recuerda también que esta actividad se enmarca dentro de la apuesta “que, como empresa pública, hacemos por destinar recursos propios a la sostenibilidad social y ambiental en la ciudad porque creemos necesario conocer para poder valorar un recurso escaso e imprescindible para la vida”.

Unos 6.000 estudiantes participarán en esta actividad a partir de enero

En estos días, se comenzará a enviar información a colegios e institutos para que soliciten la actividad. Se espera poder dar los primeros talleres tras las vacaciones de Navidad y que la actividad llegue a 6.000 alumnos y alumnas de todos los centros educativos de Cádiz.

La primera edición de El Agua en la Escuela fue en el curso 2018-2019 “y contó con una estupenda acogida por parte de los colegios de Educación Primaria con la participación de unos 4.000 estudiantes. Esto animó a ampliar la oferta para el curso siguiente hasta el primer ciclo de Educación Secundaria”, ha señalado Fernández.

El COVID y el cierre de los colegios obligó a suspender la campaña el año pasado si bien es importante recalcar que cuando esto ocurrió, la respuesta de los centros y el propio desarrollo de la campaña estaba siendo un éxito. De hecho, desde enero de 2020 –que fue cuando comenzaron los primeros talleres- hasta principios de marzo que se tuvieron que suspender, 30 de los 39 centros escolares de Cádiz ya habían ejecutado o programado actividades dentro de la campaña, se habían impartido ya un total de 203 horas, el equivalente a más del 63% de las horas que Aguas de Cádiz pone a disposición de los centros. Todo eso en solo dos meses.

El Agua en la Escuela servirá también para llevar a los colegios tanto la campaña Progrifo como la campaña que advierte sobre los peligros del mal uso de las toallitas higiénicas. El programa va dirigido al alumnado de Primaria (de 6 a 12 años) y del primer ciclo de Secundaria (de 12 a 14 años). Para los talleres, Aguas de Cádiz ha elaborado materiales didácticos conectados con la realidad de Cádiz y con el problema global de la escasez o contaminación de este recurso básico. Estos cuadernillos llevan por títulos “El ciclo del agua”, “Agua del grifo” y “Saneamiento y depuración”, se han adaptado a todos los cursos y se ponen a disposición de los centros. Además, la oferta se amplía con una visita al Parque Genovés: “Aventura botánica en el Parque Genovés”, que lleva a los niños y niñas conocer más de cerca la historia y la flora del Parque y los elementos de agua que contiene.

Por otra parte, durante este curso se intentará repetir la experiencia de llevar El Agua en la Escuela al aula hospitalaria del Puerta del Mar, “queremos volver a ofrecer esta opción a la dirección del centro y, si lo creen conveniente y las circunstancias lo permiten, volveremos a impartir estos talleres a los niños y niñas ingresados en el hospital que acuden a esta aula”, ha apuntado la presidenta de Aguas de Cádiz.

Por su parte, el gerente de Aguas de Cádiz, Jesús Oliden, ha reflexionado sobre por qué una empresa municipal dedicada al ciclo integral del agua, destina recursos a educación ambiental. “El 99% de nuestro trabajo –ha explicado- es para que el servicio sea impecable, pero tenemos la obligación también de generar valor añadido desde el punto de vista social, medioambiental, de recuperación del patrimonio hidráulico y de la educación ambiental y en este sentido, somos pioneros en acercar el agua a los colegios porque confiamos en que los niños son grandes receptores de estos mensajes importantes para poder modificar ciertos comportamientos”.

Las actividades son impartidas en las aulas con todas las medidas de seguridad sanitaria necesarias, con una duración de 60 minutos divididas en dos módulos: Una primera parte teórica en la que el monitor introducirá a los alumnos el tema que van a tratar de una manera dinámica y participativa, y una segunda parte donde se pondrá en práctica el tema a tratar a través de talleres, juegos, experimentos, fichas… dependiendo del curso al que va dirigido la actividad.

El personal está formado por profesionales de la educación ambiental con experiencia en la realización de actividades y que son supervisados por un coordinador con formación pedagógica y se basan en estrategias y estímulos creativos para que el alumnado adquiera los conocimientos a través de dinámicas entretenidas y atractivas con los objetivos de dar a conocer la importancia que presenta este recurso para el desarrollo de la vida; fomentar una cultura sostenible y responsable sobre los recursos hídricos; ver las fases y etapas naturales del ciclo del agua en Cádiz y conocer las propiedades del agua a través de actividades y talleres adaptados a cada edad y a cada nivel educativo.

Aguas de Cádiz está instalado en estos días una nueva fuente pública de agua potable del llamado “modelo Cádiz”, en esta ocasión en el entorno de las Puertas de Tierra, cerca del Baluarte de Santa Elena, más concretamente frente al Museo del Títere. La empresa municipal continúa así desarrollando el Proyecto de Instalación de Fuentes Públicas de Agua Potable en las calles de la ciudad de Cádiz cuyo objetivo es mejorar e incrementar el acceso gratuito al agua potable en los recorridos y lugares habituales por los que transita o acude la población gaditana en sus actividades cotidianas de trabajo, ocio o deporte, así como de los turistas que acuden a conocer el patrimonio histórico y cultural de Cádiz. Con esta fuente, son ya 107 los surtidores de agua potable que hay ya instalados en la ciudad de los que 69 corresponden a este modelo y el resto a diseños instalados anteriormente a la redacción de este proyecto.
Al estar en un entorno de especial protección, Aguas de Cádiz ha solicitado y obtenido la autorización de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía a través de su Delegación Territorial en Cádiz puesto que la muralla y toda la zona de Puerta de Tierra están catalogadas como Monumento Histórico Artístico y tiene la consideración de Bien de Interés Cultural. Esta solicitud ha sido analizada por el Departamento de Protección del Patrimonio Histórico de esa Delegación que considera que no es necesaria la ejecución de ninguna actividad arqueológica preventiva al no afectar la obra a niveles arqueológicos. Al mismo tiempo, la instalación de la fuente de agua potable cuenta también con la aprobación de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Cádiz que autorizó, como es preceptivo, la formalización del contrato de suministro de agua a dicho surtidor.
La recuperación y ampliación de la red de fuentes de agua potable en la ciudad -en particular en parques, jardines y zonas infantiles y deportivas- tiene también cono objetivo incentivar el consumo del agua pública con el fin de: garantizar el acceso al agua potable de los transeúntes y deportistas, favorecer su consumo frente al de bebidas edulcoradas y mejorar el medio ambiente al reducir la generación de residuos que generan las botellas desechables. El objetivo último es hacer de Cádiz una ciudad más habitable y más agradable consiguiendo que haya una fuente de beber cada cinco minutos andando por cualquier zona de la ciudad.
El “modelo Cádiz”, un diseño original y exclusivo para este proyecto, recoge elementos arquitectónicos de la historia de la ciudad relacionados con el agua y que la cumple con todos los criterios de calidad paisajística para su integración en el contexto urbano, es resistente, de fácil mantenimiento, anti vandálicas, está adaptada a personas con movilidad reducida y cuenta con bebedero para perros.
Precisamente, Aguas de Cádiz ha presentado recientemente el libro “Fuentes públicas de agua potable. Elementos para el Derecho Humano al Agua y su accesibilidad”, que recopila los estudios técnicos y procesos llevados a cabo en el diseño de la actual red integral de fuentes públicas de Cádiz, así como la historia del acceso público al agua en la ciudad. El libro se está distribuyendo de manera gratuita entre todas las personas interesadas, instituciones, organismos, ayuntamientos y operadores de agua que se han mostrado interesadas en el proceso de instalación de las fuentes.

La empresa Aguas de Cádiz colabora con el Ayuntamiento de Cádiz en la campaña Juega y Respeta cuyo objetivo es recuperar las plazas como espacios de juegos para los niños y niñas de la ciudad compatibilizando su uso con el descanso del vecindario.


Coincidiendo con el partido de fútbol programado en la Plaza Fragela para la tarde de ayer miércoles, Aguas de Cádiz instaló una carpa en la que se ha repartido botellas de aluminio a los participantes así como folletos y pegatinas de la nueva campaña contra el mal uso de las toallitas higiénicas.

El alcalde de Cádiz, José María González, ha visitado las obras que Aguas de Cádiz está realizando en la Avenida de Astilleros para dotar de infraestructuras hidráulicas adecuadas, tanto en abastecimiento como en saneamiento, a una de las arterias más importantes de la ciudad y principal eje de conexión entre el tercer acceso a Cádiz y el centro de la ciudad.

El alcalde, acompañado de la presidenta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, el gerente, Jesús Oliden y técnicos de la empresa, ha podido comprobar el buen ritmo de unas obras que se encuentran ya al 60% de su ejecución y cuya culminación está prevista para enero de 2022.

Este proyecto, que cuenta con una inversión de casi 1,8 millones de euros con cargo al canon de mejora de infraestructuras hidráulicas aprobado recientemente por el Ayuntamiento de Cádiz, supone “un paso importante para la dotación de servicio a las infraestructuras previstas en la zona que posibilitará el uso y el desarrollo económico de uno de los dos corredores principales norte-sur de la ciudad a la que dotamos de una red de abastecimiento de agua de alta capacidad y de una red de saneamiento de agua adecuada a las necesidades futuras de la zona”, ha recordado el alcalde.

Durante la visita, los técnicos de la empresa han explicado al primer edil los principales hitos y objetivos ya alcanzados y han detallado las singularidades de los procesos constructivos y de los retos técnicos superados en la que es una de las obras más importantes de los últimos años en infraestructura hidráulica de Cádiz. De hecho, en abastecimiento, supondrá la culminación de la segunda arteria principal de suministro a Cádiz intramuros y el cierre del anillo principal de la ciudad que garantiza la cobertura a la zona centro en caso de producirse algún fallo en las arterias principales.

José María González ha recorrido el trazado de la obra para ver los avances realizados en las líneas de abastecimiento y saneamiento, el desvío de las líneas de recogida de aguas pluviales y la instalación de la red de agua regenerada. En este sentido, cabe destacar que Aguas de Cádiz está aprovechando la ejecución de estas obras para desplegar parte de la red de conducciones de un tramo de la futura red de agua regenerada que permitirá en un futuro, traer el agua procedente de la Estación Depuradora de Aguas Residuales Cádiz- San Fernando a puntos estratégicos para utilizarla para el de riego de jardines y el baldeo de calles. Para ello, se ha colocado ya el 50% de los 1.200 metros lineales previstos de tuberías de policloruro de vinilo, material de características especiales para este uso.
Además, el alcalde ha visitado la estación de bombeo de aguas residuales que se está construyendo mediante el procedimiento del cajón indio, un sistema constructivo específico para construcciones subterráneas ubicadas bajo el nivel freático. La estación, que hace el número 14 de la ciudad, elevará hasta la Avenida de las Cortes los efluentes recogidos a través de un colector de 200 mm de diámetro y 506 metros de longitud.

El proyecto, recogido en el Plan Director de Infraestructuras y en el Plan Estratégico General 2017-2027, contempla la construcción de una nueva arteria de alta capacidad, de 600 mm de diámetro, 1020 metros de longitud y de fundición dúctil que parte de la red de primaria de la Avenida de las Cortes para llegar a la Cuesta de las Calesas donde están previstas dos conexiones, una con la red primaria que llega a la Cuesta de las Calesas y otra con el anillo perimetral que bordea intramuros.

Por otra parte, para garantizar un buen servicio en saneamiento y depuración se va a contar con un nuevo ramal de gres de 300 y 400 mm de diámetro y 895 m de longitud, para la recogida y el transporte de las aguas residuales generadas a lo largo de la avenida para incorporarlas a la red general de saneamiento. Para su diseño se han tenido en cuenta los nuevos usos y actuaciones previstas en un horizonte de 20 años.

Por último, el proyecto contempla la reposición de todos los elementos afectados por la ejecución de las obras: calzada, aceras, aparcamientos, etc…

Cabe recordar que entre las actuaciones de futuro previstas en la zona están la construcción de edificios y espacios comerciales, hoteleros y terciarios en los suelos liberados por actuaciones ferroviarias, así como otras actuaciones encaminadas al desarrollo portuario como el acceso ferroviario al puerto, la zona liberada para la integración del puerto en la ciudad o la nueva terminal de contenedores.

La empresa municipal Aguas de Cádiz ha denunciado a la Policía los actos vandálicos provocados en la Fuente de las Tortugas. La presidenta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, ha explicado que “este lunes detectamos que las cuatro tortugas tenían las cabezas rotas. Tres de ellas estaban arrancadas completamente y se encontraban sumergidas en el agua mientras que la cuarta no estaba arrancada del todo”.

Fernández ha informado que ya se ha puesto este suceso en conocimiento de la Policía Local al mismo tiempo “que hemos consultado ya a los expertos en restauración el proceso a seguir para devolver esta fuente a su estado original a la mayor brevedad de tiempo posible”.

El origen de la conocida como Fuente de las Tortugas de Cádiz se encuentra en las labores de remodelación de la fachada marítima de la ciudad correspondiente a la zona del Puerto, llevada a cabo en la primera mitad de la década de los años cincuenta del pasado siglo por el Ayuntamiento gaditano. La nueva fuente diseñada en 1953 sigue pues postulados estéticos de esa época.

La empresa municipal Aguas de Cádiz ha venido realizando desde el pasado mes de agosto la campaña de limpieza y mantenimiento de la red de saneamiento de la zona centro de la ciudad, como viene haciendo cada año antes del inicio de las lluvias de otoño para reducir los riesgos de inundaciones.
El plan de mantenimiento y control de la red de saneamiento de le empresa establece que los colectores, los imbornales y las estaciones de bombeo sean revisados periódicamente para detectar injerencias y comprobar las conducciones en aspectos básicos de conservación y limpieza y acomete estos trabajos al menos dos o tres veces al año dependiendo de las zonas.
Para reducir las molestias y ganar en efectividad, este año se ha realizado previamente una campaña inicial de inspección para comprobar el grado de suciedad y precisar a priori los puntos con una mayor necesidad de limpieza. De esta manera, se han inspeccionado unos 3.000 metros lineales de colectores en diferentes zonas de la ciudad: Fermín Salvoechea, Ahumada, San Juan, Pelota, Lázaro Dou, Botica, Teniente Andújar y San Juan de Dios.
Comprobadas las necesidades, en esta campaña de limpieza de choque se ha actuado en la siguientes calles: Fermín Salvoechea, Antonio López, Rafael de la Viesca, Manuel Rancés, Isabel la Católica, Ahumada, Nicaragua, Santo Cristo, plaza de la Catedral, Pelota, Barrié (desde Sacramento a Javier de Burgos), Valverde, Cánovas del Castillo (desde Valverde a Columela), Columela (desde San Francisco al Palillero), Rosario (desde Valverde a Marqués de Valdeíñigo), José del Toro, Feduchy (desde Palillero a Cardenal Zapata),Plaza del Palillero, Novena, Sacramento (desde Barrié a Columela), Setenil de las Bodegas y Plaza San Antonio.
En los trabajos de limpieza se han empleado hasta la fecha 45 jornadas de trabajo y se estima que se han extraído más de cien toneladas de lodo. En los trabajos realizados en la campaña de 2020 se emplearon unas 52 jornadas de trabajo y se extrajeron unas 150 toneladas de lodo. Estos datos demuestran que las redes se encuentran en un buen estado de mantenimiento. De hecho, el mejor estado de las redes actualmente permite que, si en años anteriores se ha actuado sobre aproximadamente unos 6.000 metros lineales, este año se puede actuar en unos 8.500 metros.
En estos días se está procediendo a la limpieza del colector de la calle San Juan de Dios, el más grande de la ciudad. Se ha limpiado hasta la altura de la calle Jabonería y continuará hasta el Campo del Sur durante la semana que viene, si las condiciones meteorológicas lo permiten. Aguas de Cádiz llevó a cabo importantes obras en esta galería subterránea, así como en la estación de bombeo de la propia plaza de San Juan de Dios aunque el mantenimiento permanente de las redes es necesario aun cuando ya no se den las inundaciones que soportaba esta zona antes de realizar estas obras.
Cabe recordar que el contrato del servicio de mantenimiento integral de la red de saneamiento de la ciudad firmado en 2018 se propone, entre otras medidas, triplicar los kilómetros de red de alcantarillado que se limpian actualmente al año, es decir, pasar de limpiar 19 a 60 kilómetros al año.
Por último, Aguas de Cádiz insiste en la necesidad de no tirar al inodoro toallitas higiénicas, pañales de bebés, algodones, etc., puesto que no se diluyen en la red y producen atascos y roturas en las tuberías, bloqueos en las estaciones de bombeo y problemas en la estación depuradora de aguas.

El Consejo de Administración de Aguas de Cádiz, celebrado en la tarde de ayer, ha aprobado por mayoría de sus miembros reiterar a la Junta de Andalucía la urgente necesidad de acometer la reparación del emisario de pluviales de Santa María del Mar, instando para ello a las delegaciones de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cádiz para que se reúnan con las Consejerías competentes de la Junta de Andalucía. Ante la situación que presenta el aliviadero de pluviales de Santa María del Mar, y para darle celeridad máxima a la reparación de dicha infraestructura, por parte de Aguas de Cádiz se ha elaborado un anteproyecto que recoge las soluciones técnicas que subsanarían los problemas detectados.
No es la primera vez que este asunto se lleva al Consejo de Administración de la empresa. En la sesión de julio del año pasado ya se aprobó ejercer las acciones necesarias ante el deterioro que presenta el emisario de pluviales de Santa María del Mar.
El gerente de Aguas de Cádiz, Jesús Oliden, ha explicado a los miembros del consejo que la situación del emisario de pluviales de Santa María del Mar ha empeorado con respecto al año pasado como consecuencia de la inestabilidad de esta infraestructura ante la dinámica del litoral y los temporales periódicos a los que se ve sometida, advirtiendo que, ante un posible colapso de la infraestructura, podría haber consecuencias de índole medioambiental y sanitarias.
Como ya informó Aguas de Cádiz en su día, ante la gravedad de la situación y con el fin de aportar soluciones constructivas, la empresa municipal de manera proactiva ha elaborado un anteproyecto de actuaciones que evitarían el colapso del aliviadero y que ascienden al importe de 2 millones de euros (IVA incluido), y que se pone a disposición del Ayuntamiento de Cádiz y Junta para su estudio y ejecución de las obras de manera urgente.
Aguas de Cádiz ha trasladado esta situación de empeoramiento y sus posibles consecuencias a las delegaciones de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cádiz, así como a las consejerías y delegaciones territoriales de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible, y a la de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.
Cabe recordar también que estas obras corresponden al Convenio Marco para la Ejecución de Obras de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales en la Ciudad de Cádiz suscrito entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Cádiz. La Agencia Andaluza del Agua proyectó tres aliviaderos de aguas pluviales en La Paz-Puntales, Cortadura y Santa María del Mar, que vierten mar adentro mediante emisarios submarinos para evitar los desagües directos en los paseos marítimos. Se adjudicó en 2006 por casi 8 millones de euros (IVA incluido), las obras comenzaron en 2007 y se dieron por terminadas en 2011. Pero, ya durante la ejecución de las obras hubo que subsanar defectos de construcción, y en 2009 el colector de Santa María del Mar quedó al descubierto por efectos de las mareas provocando la rotura del paseo marítimo que se proyectó para la protección de la conducción. Durante la obra, por tanto, se decidió modificar la protección colocando bloques de hormigón, pero no se garantizó la protección frente a la regresión de la playa por lo que los deterioros siguieron y se produjeron nuevos y mayores daños en 2014, en 2016 y en 2018 ya que los temporales destruyen la protección. La última obra de emergencia la acometió Aguas de Cádiz en julio del año pasado, y consistió en la recolocación de los bloques desprendidos. Además, acotó la zona ante el peligro que supone para los usuarios de la playa.
En otro orden de cosas, en el Consejo de Administración, celebrado de manera presencial en la Sala de Juntas que ha sido renovada recientemente y equipada con tecnología punta, también fue tratada en su orden del día la propuesta de adaptar las instrucciones municipales sobre contratación pública estratégica y derechos humanos y sobre reserva de mercados aprobadas por el Ayuntamiento de Cádiz a los procedimientos de contratación de Aguas de Cádiz, y que, a priori, ha sido rechazada al solicitarse por los consejeros una propuesta concreta de adaptación.
Además, se ha dado cuenta de los últimos datos del Suministro Mínimo Vital, de los convenios y contratos firmados por la empresa, de las obras que se están realizando, así como de la nueva campaña de toallitas y de la presentación del libro de las fuentes de Cádiz en el acto en el que se contó con la participación del relator especial de la ONU para los derechos humanos al agua y al saneamiento.

El agua del grifo de Cádiz estará presente en el Spain Sail Grand Prix I Andalucía-Cádiz, puesto que la empresa municipal Aguas de Cádiz es proveedor oficial, no exclusivo, durante la prueba que organiza este fin de semana en Cádiz.

Para ello, y como parte del compromiso de Aguas de Cádiz con el fomento del agua del grifo, la empresa municipal dispensará agua de la red pública refrigerada a las personas que se acerquen a ver esta regata de catamaranes “voladores”. Como hace Aguas de Cádiz en otros eventos que se desarrollan en las calles de la ciudad, colocará una carpa en el paseo de Santa Bárbara desde donde los espectadores podrán seguir la competición.

La presidenta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, considera que la imagen del evento -con visibilidad internacional- “ayuda a la promoción del consumo del agua del grifo y del servicio público que presta a la ciudad de Cádiz, objetivos éstos de la Campaña Progrifo que viene desarrollando Aguas de Cádiz en los últimos años y que beneficia, también, el cuidado del medio ambiente, especialmente del medio marino (al reducir el uso de botellas de plástico) y que incide en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”.

Dentro también del acuerdo de colaboración firmado con los organizadores de esta competición, Aguas de Cádiz se ha comprometido a suministrar agua potable para el consumo que se realice durante la organización y desarrollo del evento. Por este motivo, está instalando puntos de conexión con las respectivas columnas de abastecimiento de agua potable ubicadas en el Muelle Ciudad y en Muelle Victoria. Aguas de Cádiz se ha comprometido también a asesorar técnicamente a los organizadores de la competición para que ejecuten las actuaciones relacionadas con las infraestructuras de acometidas.

El alcalde de Cádiz, José María González, ha recibido esta mañana en el Ayuntamiento al relator especial de la ONU para el Derecho Humano al Agua y al saneamiento, Pedro Arrojo, en donde han presentado, junto con la concejala y presidenta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, el libro “Fuentes públicas de agua potable. Elementos para el Derecho Humano al Agua y su accesibilidad” que ha editado la empresa pública de agua.
En la rueda de prensa posterior a la visita institucional a dependencias municipales, el relator especial ha resaltado que “la ciudad de Cádiz ha ido por delante y marca el camino a otras ciudades no solo en Andalucía sino en el resto de España”.
El encargado de asesorar a las Naciones Unidas y de supervisar y dar cumplimiento a este derecho humano ha valorado el papel valioso que juegan los ayuntamientos como el de Cádiz “al que podemos agarrarnos como referente en la necesaria reforma de ley que hace falta para que a las familias en situación de pobreza no se les corte el agua porque si se hace en un contexto municipal se puede hacer también en un contexto general”.
Por su parte, José María González ha señalado que “es un motivo de orgullo que desde la ONU se fijen en Cádiz y poder servir de modelo de inspiración a otras poblaciones”. El alcalde ha aprovechado para recordar el cambio de paradigma que ha supuesto desde 2015 y de la mano de Aguas de Cádiz, que el agua se vea como un derecho humano y no como un producto de mercado”.
El alcalde ha señalado que este cambio no solo se ha dado con la puesta en marcha del procedimiento para el suministro mínimo vital sino con la colocación en las calles de la ciudad de una fuente por cada mil habitantes porque “el derecho al agua es un bien común todos los gaditanos y visitantes que se mueven por la ciudad. Una ciudad marcada por la sostenibilidad, la movilidad, la amabilidad…”
Por último, la presidenta de Aguas de Cádiz ha recordado que “desde que llegamos al Ayuntamiento nos dimos cuenta del alto potencial de Aguas de Cádiz y hemos demostrado que con una buena gestión y una línea política marcada se pueden hacer como éstas. Nos ocupamos de nuestros cometidos habituales para que las redes estén en situaciones óptimas y el servicio sea el mejor, pero también vamos más allá y garantizamos que a ninguna familia con problemas económicos se le corte el agua y, damos otro paso más y garantizamos también la accesibilidad al agua en espacios públicos al aire libre instalando fuentes de beber”.
El libro que hoy se presenta recopila los estudios técnicos y procesos llevados a cabo en el diseño de la actual red integral de fuentes públicas de Cádiz, así como la historia del acceso público al agua en la ciudad.
La presentación al público en general será esta tarde en el Palacio de Congresos a partir de las 18:30 horas y se entregará un ejemplar a los interesados.
Aguas de Cádiz ha editado 1.300 ejemplares del libro que se espera que sirva de referente técnico y de guía para otras poblaciones y que se repartirá de manera gratuita entre todas las personas interesadas y que se hará llegar a instituciones y organismos, así como a otros ayuntamientos y operadores de agua que se han mostrado interesadas en el proceso de instalación de fuentes.

El alcalde de Cádiz, José María González, ha presentado hoy la nueva campaña con la que la empresa municipal Aguas de Cádiz vuelve a advertir sobre los problemas que causan las toallitas higiénicas en la red de saneamiento de la ciudad. La presentación ha tenido lugar en la propia sede de Aguas de Cádiz y ha estado acompañado por la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cádiz y presidenta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, y por el diseñador de la imagen de la campaña, Loren Roldán.
“Cuida las arterias. También las de tu ciudad. Por favor, no arrojes toallitas al inodoro” es el mensaje que acompaña a una única imagen que representa una arteria diseccionada en la que se ve la obstrucción provocada por una madeja de toallitas.
“La idea de la campaña -ha explicado el alcalde- es dibujar a la ciudad de Cádiz como un cuerpo colectivo en el que todos somos órganos vitales” porque “por mucho que Aguas de Cádiz trabaje para mantener la red en condiciones óptimas, esto no es suficiente si los ciudadanos no cuidamos las arterias de la ciudad que son las tuberías”.
Por lo tanto, esta campaña es sobre todo una llamada contundente de alerta a la corresponsabilidad de la ciudadanía para atajar un problema que va a más porque el uso y el mal uso de las toallitas sigue aumentando y porque siguen colapsando las redes de saneamiento puestos que “cada vez más se venden, compran, consumen más toallitas higiénicas de todo tipo que acaban en el váter, en las cañerías, en los colectores, en las estaciones de bombeo, en la depuradora, e incluso y a pesar de todos los esfuerzos, en el mar”.
José María González, que ha felicitado a la empresa pública y al diseñador de la campaña, ha destacado la importancia que tiene concienciar de este problema desde el punto de vista medioambiental, de la salud y de la economía.
Por su parte, Ana Fernández ha recordado que Aguas de Cádiz ha realizado ya otras tres campañas anteriores con diferentes enfoques para advertir sobre este problema “que sirvieron para transmitir la preocupación de la empresa y dar a conocer el problema del mal uso de las toallitas. Un problema que ha ido a más”.
Al principio se optó por un mensaje tremendista: “Hay una Cádiz que no conoces y que alimentas Las toallitas no se diluyen” y luego por un mensaje más didáctico: “Qué hago con las toallitas? Nunca al inodoro, siempre a la papelera” que explicaba los motivos por los que no se pueden tirar al inodoro.
“Pero tenemos que dar un paso más –afirma Fernández- porque la presencia de toallitas en las redes no ha disminuido y, además, entendemos que los propios envases llaman a error puesto que en muchos de ellos ponen que son biodegradable e incluso aparecen dibujos que indican que son desechables por el WC pero no es cierto ya que las toallitas húmedas forman enormes madejas en las alcantarillas imposibles de deshacer puesto que el proceso de degradación tarda años y causa graves daños no solo a los sistemas de saneamiento públicos sino a las instalaciones de las propias casas y bloques de viviendas”.
Por su parte, el diseñador de la campaña ha destacado que la idea es “jugar” con los conceptos de la salud personal y la salud de la ciudad y de ahí llevarnos a reflexionar sobre la necesidad de cuidarnos y de cuidarla “como algo propio y no solo como algo de lo que se debe encargar Aguas de Cádiz”.
La campaña presentada hoy estará presente en las pantallas de autobuses, del edificio de Aguas de Cádiz y de otros lugares de la ciudad. Se han hecho adaptaciones para diversos soportes como cartelería para distribuir en comunidades de vecinos e instalaciones municipales; folletos; anuncios en prensa; pegatinas para repartir en centros educativos y en establecimientos hoteleros, etc.
Para ello y con el fin de que la campaña llegue al resto de delegaciones del Ayuntamiento, se enviará material de la campaña para su difusión en las áreas municipales de: Participación Ciudadana, Enseñanza, Deporte, Medio Ambiente, Comercio y Turismo y Juventud.

500 toneladas al año
Según las estimaciones que hace Aguas de Cádiz, en un año, se extraen de la red de saneamiento de Cádiz más de 700 toneladas de residuos sólidos entre lodos, arena, basura y, sobre todo, toallitas higiénicas. De hecho, la mayor parte son toallitas: entre 450 y 500 toneladas de toallitas extrae Aguas de Cádiz de los colectores y de las estaciones de bombeo en un año.
La empresa municipal dedica un gran esfuerzo a la limpieza de los 175 kilómetros de su red de saneamiento y de las 11 estaciones de bombeo de aguas residuales repartidas por la ciudad.
Durante 2020, Aguas de Cádiz limpió 56 kilómetros y más de 15.000 sumideros. Concretamente se limpiaron 56.436 metros lineales de alcantarillado lo que supone un 32,3% de la red. “Hemos conseguido que la red se limpie por completo cada tres años cuando antes se requerían más de nueve años para limpiarla en su totalidad”, ha recordado Ana Fernández.
A pesar de estos esfuerzos, cada año hay más de 500 avisos por atascos si bien es verdad que el número ha bajado (en 2013 fueron 1.672 avisos) “porque ahora se hace más limpiezas de choque y se ha actuado en zonas que llevaban tiempo sin limpiar”.
A pesar de todo, a la Estación Depuradora de Aguas Residuales Cádiz-San Fernando siguen llegando toallitas a pesar de que han pasado por los desbastes de las estaciones de bombeo.
La presidenta de Aguas de Cádiz ha señalado que “este problema supone un coste económico para Aguas de Cádiz al tener que realizar limpiezas extras y arreglos de las averías y también daños medioambientales ya que el sistema no puede soportar tal volumen de toallitas y pueden acabar en el mar”.