La empresa municipal Aguas de Cádiz ha realizado las labores de reparación y acondicionamiento de la cascada del Parque Genovés. El presidente del ente y concejal de Medio Ambiente, Álvaro de la Fuente, ha informado de los trabajos realizados por los operarios consistentes en el vaciado de la cascada, limpieza y reparación del vaso de la fuente, que además, se ha pintado de color terrizo en lugar del azul piscina que lucía anteriormente que mejora la integración en el entorno.

Álvaro de la Fuente ha señalado que en estas labores se ha incluido la reparación de la bomba hidráulica de la fuente al mismo tiempo que personal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Cádiz han procedido a podar y adecentar las plantas de la cascada.

Aguas de Cádiz, que tiene encomendado el servicio de mantenimiento de fuentes ornamentales de la ciudad, está actuando también en otros puntos de la ciudad. Así, hace unos días realizó trabajos de acondicionamiento en la fuente de Lucio Cornelio Balbo situada en la rotonda de la calle Concepción Arenal, en la que reparó las grietas exteriores del vaso y pintó el interior del mismo.

Además, la empresa pública de agua ha restaurado recientemente los desperfectos causados por un acto vandálico en una de las figuras de la fuente de la Plaza de las Tortugas.

Por otro lado, Aguas de Cádiz va a proceder a restaurar en próximas fechas la escultura de la emblemática fuente de Los Niños del Paraguas del Parque Genovés para establecer su estado original.

La empresa municipal Aguas de Cádiz iniciará el próximo lunes, 13 de agosto, la ejecución de la primera fase de las obras del proyecto de sustitución de redes de abastecimiento y saneamiento en la calle Veedor, lo que implicará cortes de tráfico y la reordenación de la circulación de vehículos en la zona.

Concretamente, se trata de los trabajos previos para unas obras que comenzarán en la semana del 20 de agosto, tal y como se acordó en la reunión mantenida a mitad de julio con los comerciantes, hosteleros y vecinos de la calle Veedor.

En dicha reunión se llegó al acuerdo de replantear las fases previstas en el proyecto y hacer primero la fase 2, que afecta solo a un pequeño tramo de la calle Zaragoza. El objetivo es no retrasar demasiado el inicio de las obras –que tienen un plazo de ejecución de cuatro meses- para no coincidir con las fechas previas a las Navidades, al tiempo que se atiende al requerimiento de los vecinos que solicitaban su aplazamiento ante las molestias que éstas ocasionarían a sus negocios en época estival. Cabe recordar que, inicialmente, las obras estaban previstas para la segunda quincena de julio.

Durante este tiempo, la Policía Local elaborará un plan de tráfico que desviará la circulación de Veedor hacia la calle Zaragoza y Benjumea, y el Ayuntamiento pondrá a disposición de los vecinos un número de teléfono para responder a dudas y facilitar cualquier información que requieran.

La obra será ejecutada por la empresa Martín Casillas por un importe de 156.372,02 euros, más IVA y consiste en la sustitución de las antiguas conducciones de fibrocemento de la red de abastecimiento por otras de conducción dúctil entre la plaza del Mentidero y la plaza de San Antonio.

La actuación contempla también la reposición de todas las acometidas, así como las conexiones con las calles adyacentes incluida la valvulería necesaria y las conducciones de saneamiento que, por su antigüedad, se encuentran en mal estado de conservación. Al coincidir tanto en trazado y profundidad con la conducción actual, no será necesario realizar una vigilancia arqueológica de las obras, ya que no se prevé movimiento de tierras.

Al tiempo, para restituir la pavimentación existente y adaptar la calle a la normativa sobre supresión de barreras arquitectónicas se seguirá el modelo de pavimentación del casco antiguo, es decir, con adoquines de granito y solería. Para ello, en coordinación con la Oficina Técnica de Proyectos e Inversiones del Ayuntamiento de Cádiz, se ha diseñado la nueva pavimentación que suprimirá los bordillos de las aceras dejará a un mismo nivel todo el ancho de la calle para facilitar el tránsito de peatones.

En cuanto al tráfico rodado, la Delegación del Tráfico del Ayuntamiento ha explicado que, debido a los cortes de tráfico que se producirán en el citado tramo de la calle Zaragoza y en la calle Veedor, se reordenará la circulación de vehículos de la zona, en especial el acceso y salida a la plaza de San Antonio. Así, sólo se permitirá el acceso de vehículos para labores de carga y descarga, a los usuarios de garaje y la zona reservada para discapacitados.

De esta manera, se contemplan los itinerarios posibles en función del destino perseguido, indicando especialmente que el acceso a dichos recorridos está limitado a vehículos de menos de 3,5 toneladas.

La duración total de las obras está estimada en cuatro meses, pudiendo, en función del avance de los trabajos, verse modificado algunos de los recorridos previstos, de lo que se informará debidamente. En todos los accesos de tráfico a la zona de la obra se colocará la señalización correspondiente para la información a los ciudadanos.

Por último, desde la Delegación de Tráfico se ruega tanto a los usuarios de vehículos como a los peatones que sigan las instrucciones dadas en cada momento por la Policía Local y por los responsables de la obra.

Fase 1: vehículos con destino a la plaza San Antonio:

Entrada: calle Buenos Aires – calle Torre – plaza San Antonio.

Salida: plaza San Antonio – calle Veedor – plaza del Mentidero.

Dentro de las medidas encaminadas a mejorar el drenaje de las aguas residuales de la zona de San Juan de Dios, operarios de la empresa municipal Aguas de Cádiz han realizado una limpieza exhaustiva de la Estación de Bombeo de La Mirandilla que es a la que llegan las aguas fecales y pluviales de gran parte del casco antiguo de la ciudad a través del colector de San Juan de Dios y antes de su impulsión a La Martona (Estación de Bombeo Alcalde Juan de Dios Molina) desde donde se vuelven a impulsar hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales Cádiz-San Fernando.
En esta actuación de limpieza de choque se han recogido diez toneladas de residuos sólidos –arena, toallitas, etc.- que han llenado tres cubas y que se han llevado en camión a un vertedero autorizado.
Se trata de una fase más dentro de las actuaciones previstas para conseguir el pleno rendimiento hídrico del mayor colector de saneamiento de la ciudad que es el que sube desde la Plaza de San Juan de Dios hasta el Campo del Sur y desemboca, precisamente, en esta estación de bombeo.
El siguiente paso es, a partir del lunes de la semana que viene, que los operarios puedan bajar a limpiar –por primera vez desde que se construyó hace más de 80 años- el colector de la calle San Juan de Dios. Su limpieza y mantenimiento eran, hasta ahora, muy difíciles debido a los riesgos por problemas de ventilación al trabajar en espacios confinados y porque los accesos no reunían las condiciones de seguridad necesarias. Las labores de acondicionamiento durarán hasta el mes de julio si bien se interrumpirán brevemente para que la calle pueda estar transitable con motivo de la Procesión Magna prevista para el 7 de julio.
Durante el tiempo que duren las labores de limpieza y mantenimiento, la calle San Juan de Dios permanecerá cortada y todos los vehículos autorizados a circular por Sopranis tendrán que acceder a dicha vía por la Plaza San Juan de Dios. En coordinación con la Delegación Municipal de Tráfico y Policía Local, que ha previsto un plan de tráfico específico para dar acceso a los vehículos autorizados y servicios de emergencias, se colocará cartelería específica y se habilitará un carril de acceso provisional por la plaza de San Juan de Dios.
Cabe recordar que, para poder acceder a esta enorme galería, Aguas de Cádiz ha tenido que construir ocho pozos de registro de acceso y rehabilitar los otros cinco que ya existían para que la distancia entre uno y otro no supere los 30 metros, tal y como establece la legislación vigente por motivos de seguridad laboral.
El presupuesto de las obras ha sido de 215.000 euros y han sido técnicamente complejos puesto que galería llega a alcanzar 15 metros de profundidad a la altura del Campo del Sur.
Previamente y para evitar que los residuos que se acumulan en las alcantarillas vuelvan a depositarse en la galería, Aguas de Cádiz ha estado limpiando las calles adyacentes de Nueva, Mendizábal y Cristóbal Colón.

La empresa municipal Aguas de Cádiz continúa con sus actuaciones de mejora en sus redes de saneamiento y abastecimiento con una obra que sustituirá las canalizaciones de la calle Veedor, en el casco antiguo de la ciudad.
El objetivo principal es sustituir las conducciones antiguas de fibrocemento de los tramos entre la Plaza del Mentidero y la Plaza de San Antonio por otras nuevas de fundición dúctil para cumplir así con el acuerdo plenario del Ayuntamiento de Cádiz para eliminar estas tuberías de la red de abastecimiento de la ciudad. Al mismo tiempo, las obras servirán para renovar la red de saneamiento y para restituir la pavimentación existente adaptando la calle a la normativa sobre supresión de barreras arquitectónicas para lo que se seguirá el modelo de pavimentación del casco antiguo, es decir, con adoquines de granito y solería. Para ello, en coordinación con la Oficina Técnica de Proyectos e Inversiones de Ayuntamiento de Cádiz, se ha diseñado la nueva pavimentación que se ejecutará en todo el ancho de la calle que se dejará a un mismo nivel facilitando el tránsito peatonal.
La inversión de la obra –pendiente de adjudicación- asciende a 348.579 euros con una duración estimada de los trabajos es de cuatro meses y para su ejecución el Ayuntamiento ha solicitado las coordinaciones de obras a los diferentes departamentos municipales y las diferentes empresas gestoras de los servicios urbanos con la intención de acometer una actuación urbanística lo más completa posible con el fin de evitar, a corto plazo, nuevas molestias e intervenciones en la zona. Cabe recordar que no existe en la actualidad legislación o planificación nacional ni internacional que obligue a la retirada inmediata de este elemento de las conducciones de agua potable y pueden mantenerse hasta el final de su vida útil.

Detalles técnicos

Las obras planteadas consisten en la colocación de dos nuevas conducciones de abastecimiento en sustitución de las existentes y exactamente en el mismo lugar. Se repondrán todas las acometidas así como las conexiones con las calles adyacentes incluida la valvulería necesaria y todas las conducciones de saneamiento que, por su antigüedad, se encuentran en mal estado de conservación.

De la misma forma, al coincidir tanto en trazado y profundidad con la conducción actual, no será necesario realizar una vigilancia arqueológica de las obras, ya que no se prevé un movimiento de tierras mayor que el que fue necesario en en su día. No obstante, se contempla en el proyecto una partida para la realización de un seguimiento arqueológico de las obras, en caso de que así lo dispusiera la Consejería de Cultura, a la cual se le ha solicitado el levantamiento de cautela arqueológica.

Aguas de Cádiz ha realizado recientemente obras de sustitución de redes en las el casco antiguo en calles Santo Cristo, Desamparados y San Juan, lo que supone una mejora sustancial de las redes de saneamiento y abastecimiento en intramuros, en donde las redes tienen, en su mayor parte, una cierta antigüedad, por lo que presentan un lógico deterioro agravado por la agresividad de las aguas marinas presentes en el subsuelo y por la escasa pendiente, en el caso de la red de saneamiento, que favorece las sedimentaciones y la formación de ácido sulfhídrico.

Aguas de Cádiz concluye mañana viernes, antes incluso de lo previsto, las obras que está llevando a cabo en la calle San Juan de Dios y que comenzaron el pasado 11 de enero para la limpieza del mayor colector de saneamiento de la ciudad, el que va de la plaza de San Juan de Dios a la estación de bombeo del Campo del Sur, y mejorar así su capacidad hidráulica.

Aunque el plazo de ejecución previsto era de cuatro meses, el buen ritmo de las obras, a pesar de los días de lluvia, ha permitido adelantar el fin de las mismas con lo que, tras los días de Semana Santa no habrá que volver a abrir la calle para concluirlas.

Las obras han consistido en la construcción de ocho pozos de registro de acceso a la galería y en la rehabilitación de los otros cinco pozos existentes para acondicionarlos a la legislación vigente -que establece que no estén a más de 25-30 metros unos de otros- y mejorar las condiciones de trabajo para su mantenimiento.

Si bien es verdad que la agilidad con la que se han realizado las obras evitará tener que volver a abrir la calle tras las fiestas de Semana Santa, sí habrá que cortar el tráfico en el momento puntual en el que se proceda a la limpieza del colector, para lo que no hay una fecha prevista pero que será, en todo caso, tras la Semana Santa.

El presupuesto de las obras ha sido de 215.000 euros y fueron adjudicadas a la empresa gaditana Firmes y Carreteras, S.A. Debido a la relevancia histórica del lugar en donde se han desarrollado, las excavaciones han contado con un proyecto de intervención arqueológica y con la supervisión y el control de un equipo especializado.

Estos trabajos han sido técnicamente complejos puesto que galería llega a alcanzar 15 metros de profundidad a la altura del Campo del Sur. Dicha galería subterránea fue construida hace más de 80 años y por ella discurre el saneamiento unitario de gran parte del casco histórico. Su limpieza y mantenimiento eran, hasta ahora, muy difíciles debido a los riesgos por problemas de ventilación al trabajar en espacios confinados y los accesos no reunían las condiciones de seguridad necesarias para bajar y poder hacer los trabajos de manera segura debido a las posibles concentraciones de gases.

Con esta obra mejorará el drenaje de la zona de San Juan de Dios para paliar los problemas de inundaciones en la zona cuando hay fuertes lluvias puesto que la limpieza de este colector es una de las medidas necesarias para conseguirlo.

El ahorro energético aumentará este año gracias a las placas solares que se han instalado en las oficinas de María Auxiliadora

Aguas de Cádiz está desarrollando varias actuaciones encaminadas a la eficiencia energética y al ahorro de energía en todas sus instalaciones, fruto del estudio sobre consumos energéticos que han realizado los técnicos de la empresa municipal.

Entre las medidas tomadas a lo largo de 2017 destacan, entre otras, la optimización de la potencia contratada de todas las instalaciones con lo que se ha ahorrado un 35% del importe de la factura eléctrica durante 2017, es decir, el ahorro económico ha sido de unos 200.000 euros.

El ahorro energético aumentará en los próximos meses gracias a la instalación de placas de energía solar fotovoltaica para autoconsumo en la cubierta del edificio de la sede central de la calle María Auxiliadora. Las placas generarán 10.080 kilovatios al año lo que disminuirá la energía consumida de la red eléctrica en 1.200 euros anuales.

Al margen de las placas fotovoltaicas, durante el pasado se han instalado baterías automáticas de condensadores para evitar el consumo de energía reactiva y el sobrecoste que ésta suponía en facturación por penalización de consumo y se ha reprogramado el arranque y parada de equipos para reducir la energía consumida.

Al mismo tiempo, se ha iniciado la sustitución de los receptores eléctricos por otros de más alta eficiencia con cambios de las luminarias por equipos led, se están incorporando paulatinamente detectores de presencia y medidores de iluminación y se están realizando estudios para la renovación de los actuales equipos de climatización –los actuales tienen 20 años- por otros de nueva generación con menos consumo de energía.

Estas actuaciones se complementan con medidas de concienciación de los trabajadores para la modificación de pautas y conductas para la reducción del consumo de energía y la redacción de un manual de medidas específicas para el personal de Aguas de Cádiz.

Otras medidas adoptadas son: implantación de una plataforma de Ayuda al Sistema de Información Energético que avisa del mal funcionamiento de las instalaciones para su mejora; sustitución de bombas en las estaciones de bombeo de aguas residuales por otras de mayor eficiencia energética y adquisición de todo el paquete de energía eléctrica a la empresa suministradora Eléctrica de Cádiz, cuya energía es cien por cien renovable certificada en origen.

Además, se está estudiando la sustitución paulatina de los vehículos de servicio con mas antigüedad de gasoil por modernos vehículos híbridos o eléctrico. La primera adquisición de vehículo 100% eléctrico se hace aprovechando el plan MOVALT de diciembre de 2017.

Se promueve y bonifica en sus licitaciones los aspectos medioambientales al tener en cuenta las medidas de eficiencia que contratistas y proveedores se comprometen a realizar en la ejecución de las obras, servicios o suministros.

 

Cambio climático

Por otro lado, Aguas de Cádiz ha firmado un convenio de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía para la lucha contra el cambio climático para la reducción voluntaria de la huella de carbono y la adhesión al Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones (SACE) y es la primera operadora de abastecimiento y saneamiento de agua en Andalucía que aparece en el Portal Andaluz del Cambio Climático.

Aguas de Cádiz ha elaborado el cálculo y ha registrado su Huella de Carbono Corporativa de los ejercicios 2015, 2016 y esta en la actualidad preparando la del ejercicio 2017, teniendo como objetivo ir bajando las emisiones de carbono anuales.

 

 

 

 

 

El presidente de Aguas de Cádiz, Álvaro de la Fuente, junto con el gerente, Jesús Oliden, e ingenieros de la empresa, han visitado las obras que se están llevando a cabo en la calle San Juan de Dios para mejorar las labores de limpieza y la consiguiente capacidad hidráulica del que es el mayor colector de saneamiento de la ciudad. Las obras comenzaron el pasado 8 de enero y ya se encuentran al 50 por cierto de su ejecución.

 

El proyecto consiste en la construcción de ocho pozos de registro de acceso a la galería y en la rehabilitación de los otros cinco pozos existentes para acondicionarlos a la legislación vigente -que establece que no estén a más de 25-30 metros unos de otros- y mejorar las condiciones de trabajo para su mantenimiento. Cabe recordar que estos trabajos son técnicamente muy complejos puesto que la galería llega a alcanzar los 15 metros de profundidad a la altura del Campo del Sur.

 

El objetivo final de la obra es mejorar el drenaje de la zona de San Juan de Dios para paliar los problemas de inundaciones en la zona cuando hay fuertes lluvias y la limpieza de este colector es una de las medidas necesarias para conseguirlo.

Hasta el momento se han abierto cinco pozos de registro para acceder a la galería subterránea que mide de 2 metros de alto y 1,90 metros de ancho, fue construida hace más de 80 años y por la que discurre el saneamiento unitario de gran parte del casco histórico.

 

Las posibles concentraciones de gases obligan a estrictas medidas de seguridad por eso, hasta ahora, la galería no podía limpiarse debido a los riesgos por problemas de ventilación al trabajar en espacios confinados y los accesos no reunían las condiciones de seguridad necesarias para bajar y poder hacer los trabajos de manera segura.

 

La empresa encargada de la ejecución de las obras es la gaditana Firmes y Carreteras, S.A. y cuenta con un presupuesto total de 215.000 euros y con un proyecto de intervención arqueológica debido a la relevancia histórica del lugar en el que se ejecutan. Contemplan la realización de la prospección arqueológica superficial, la elaboración de un informe arqueológico de los posibles hallazgos puestos al descubierto, el control arqueológico de los trabajos de excavación por parte de un arqueólogo director de los trabajos y un equipo de trabajo especializado, así como un informe final de cierre de los trabajos realizados para remitir a Cultura. Se ha realizado un estratificado arqueológico con catas manuales y se cuenta con una maquinaria especial de perforación de pozos.